José Carlos Villarreal, el héroe sonriente de la frontera que ganó el oro de forma épica

José Villarreal al momento de rebasar a John Gregorek de los Estados Unidos y a William Paulson, de Canadá. / Foto: Getty Images
José Villarreal al momento de rebasar a John Gregorek de los Estados Unidos y a William Paulson, de Canadá. / Foto: Getty Images

El oro de José Carlos Villarreal en la prueba de 1500 metros planos en los Juegos Panamericanos de Lima es quizá la presea menos esperada para la delegación mexicana y para la opinión pública.

Primero porque nunca en la historia de nuestro país en estos certámenes se había logrado oro en esta prueba. Se logró la plata en los Panamericanos de Río en 2007 en la persona de Juan Luis Barrios.

LEER: Paola Longoria, la mexicana invencible del ráquetbol, no importa cuándo leas esto

Y segundo porque la presencia de Villarreal en estos Juegos en Lima no estaba contemplada pues no había dado la marca que se necesitaba en los torneos selectivos dentro de nuestro país. Su inclusión fue debido a que la jefatura de misión para los Juegos Panamericanos solicitó que fuera parte de la delegación junto con otros cuatro deportistas que tampoco estaban contemplados.

Villarreal había logrado la cuarta mejor marca del continente apenas en 2019 en los 1500 metros, pero no acudió al selectivo nacional porque decidió competir en una final colegial en los Estados Unidos y se empalmaban las fechas.

La medalla de oro ‘venía’ en un permiso especial que obtuvo de último minuto y que lo llevó a Lima.

Con todo este preámbulo la competencia del jueves 8 de agosto tuvo uno de los momentos más épicos en la historia del atletismo mexicano. A casi 20 segundos de terminar la prueba, Villarreal cobró protagonismo al adelantarse a los primeros cuatro lugares de la competencia. 1500 metros planos son casi cuatro vueltas a la pista y la carrera dura en promedio unos 3 minutos y medio.

José Carlos Villarreal. / Foto: Getty Images
José Carlos Villarreal. / Foto: Getty Images

Como si recién hubiese comenzado la competencia, Villarreal pasó al estadounidense John Gregorek y al canadiense William Paulson, quienes contrastaron sus rostros de esfuerzo extenuante con la contagiosa sonrisa del mexicano cuando los dejó atrás y se visualizó colgándose el oro.

En la competencia también participó el otro héroe áureo mexicano, Fernando Martínez quien pocos días antes había ganado el primer lugar en los 5 mil metros.

LEER | Fernando Martínez, el mexicano que ganó el oro con un espectacular y cardíaco rebase

La medalla de Villarreal llegó en un momento sensible en la frontera mexicana. José Carlos es originario de Puerto Peñasco, Sonora, una localidad cercana a la línea que divide ese estado con Arizona. Él es uno de los millones de mexicanos avecindado en los Estados Unidos que no cabe en el discurso divisionista el presidente Donald Trump.

Villarreal, de 22 años de edad, vive en Arizona desde los seis años y ha cursado sus estudios en la localidad de Río Rico. Logró una beca por la Universidad de este estado gracias a sus capacidades atléticas que corroboró con creces en Lima 2019.

La medalla de oro, de las que más hemos disfrutado en esta justa continental, la dedicó a su familia radicada en México y la que vive en Estados Unidos, integrada más por amigos que se han convertido en familiares. “Sin mis dos familias (en cada uno de los países) no soy yo”, dijo con mucho orgullo.

Qué leer a continuación