Jorge Burruchaga deja Independiente de la peor manera: "Los Moyano no me respondieron los mensajes"

LA NACION
·3  min de lectura

Jorge Burruchaga es un hombre siempre contemporizador. Por eso cuando sus palabras cargan enojo y polémica pesan más. El mánager de Independiente, que dejó su cargo este lunes, asegura que la dirigencia le faltó el respeto. Está molesto y no duda en decirlo abiertamente.

"Me siento defraudado, la dirigencia me faltó el respeto", dijo tras renunciar a su puesto, en el que permaneció durante nueve meses. Y profundizó: "La decisión de la dirigencia de que no esté en la reunión con el entrenador (Lucas Pusineri) y que no hable, me pareció una falta de respeto", aseguró el campeón del Mundo en México 1986. "Hace unos 10 días habíamos quedado que nos juntábamos todos, pero al final no se me llamó y (el secretario general del club) Yoyo Maldonado me argumentó que el presidente prefería juntarse él", aseguró.

Sergio Ramos podría irse de Real Madrid para jugar junto con Lionel Messi y se desató una polémica en España

"Me dijeron los motivos pero prefiero guardármelos porque fueron insólitos", agregó en declaraciones con ESPN. "Tenía la ilusión y pensaba que podíamos hacer otras cosas. Independiente hoy no tiene un rumbo. Esto no era lo esperada, pensaba terminar el contrato", agregó en TyC Sports.

Jorge Burruchaga
Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

El exjugador y entrenador del Rojo había asumido el cargo porque lo fueron a buscar los propios Moyano. "Ellos tomaban decisiones sin consultarme y sólo había dos caminos: seguir así o irme. Para ser un estorbo prefiero irme. No me gustaron las formas", disparó. "Les mandé mensajes dos veces a Hugo y Pablo Moyano, pero no me respondieron. Y cuando fui ayer no estaban", detalló.

"Venía pidiendo reuniones para hablar de muchas cosas del club hace como dos meses y medio, y no sólo de la renovación de Pusineri, de la que no se me consultó. Cuando yo llegué, él ya estaba en el cargo, tuvimos charlas y en algunas cosas no coincidíamos en el punto de vista, pero eso no implicaba estar peleados. Íbamos a transitar ese camino juntos y después seguir charlando. Yo no me metía en el armado del equipo", afirmó Burru.

Jorge Burruchaga se quedó desamparado en Independiente y decidió irse.
Fuente: Archivo - Crédito: Independiente Oficial

Burruchaga se mostró triste por el proyecto trunco. "Vine por y para el club y por la gente, para armar un equipo bueno -explicó-. Me hubiera gustado traerle a Lucas los refuerzos que quería, pero no había plata, sólo para pagar deudas. Luego de un tiempo de evaluación presenté mi proyecto el 20 de mayo. Había muchos cosas por mejorar, pero no me escucharon y me pasaron por arriba", apuntó.

"Teníamos quilombos de todos lados... Yo quería armar una Secretaría deportiva de primera calidad, progresar en lo que son las divisiones inferiores, en general con los cuerpos técnicos... Desgraciadamente, siempre se sabe más afuera que adentro, y hay cosas que se tienen que resguardar", amplió.

Javier Mascherano se suma a la estructura de selecciones nacionales: qué función cumplirá

También analizó las dificultades de ocupar el cargo de mánager en el fútbol argentino. "La figura no está bien comprendida. Yo pensaba que sí, que la potestad era mía, que las decisiones eran mías. A la larga los dirigentes se tienen que convencer de que somos necesarios. Para mí, era un lindo desafío intentar levantar a Independiente", completó Burruchaga.