Jonah Lomu, leyenda de los All Blacks, muere a los 40 años

Foto de archivo: Johan Lomu de los All Blacks anota un try frente a Irlanda durante la segunda mitad de su amistoso internacional en Lansdowne Road, Dublín. 17 de noviembre, 2001. Jonah Lomu, el ex integrante de los All Blacks que con sus memorables corridas se convirtió en una leyenda del rugby y la primera superestrella mundial de ese deporte, murió a los 40 años, informó el miércoles la cadena de Nueva Zelanda TV3. REUTERS/Paul McErlane
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

WELLINGTON (Reuters) - Jonah Lomu, el ex integrante de los All Blacks que con sus memorables corridas se convirtió en una leyenda del rugby y la primera superestrella mundial de ese deporte, murió a los 40 años en la ciudad de Auckland. El ex médico de los All Blacks John Mayhew dijo a la cadena de neozelandesa TV3 que Lomu, quien se sometió a un trasplante de riñón en 2004, murió inesperadamente en la mañana del miércoles. "Estamos todos consternados y profundamente entristecidos por la muerte de Jonah Lomu", dijo el presidente ejecutivo de la Federación de Rugby de Nueva Zelanda, Steve Tew. "Era una leyenda de nuestro deporte, amado por sus seguidores, aquí y en el resto del mundo. Queremos enviarle nuestras más sinceras condolencias a la familia de Jonah", agregó. Lomu, quien esperaba otro trasplante y estaba siendo sometido a diálisis, había estado trabajando en el Mundial de Rugby que se jugó semanas atrás en Inglaterra antes de volver a su casa. Lomu jugó 63 partidos con los All Blacks, marcando 37 tries. Esas estadísticas, si bien son impresionantes, solamente muestran una parte de los logros de Lomu mientras batallaba con el síndrome nefrítico, una enfermedad que atacó sus riñones y que hizo que tuviera que someterse al trasplante en 2004. Pese a su estatura de leyenda, nunca logró ser campeón del mundo, y se quedó en la puerta de alcanzar la gloria cuando conformó el equipo finalista en el Mundial de 1995 que ganó Sudáfrica. En ese torneo marcó siete tries, cuatro de ellos en la semifinal contra Inglaterra, pese a que casi queda fuera del torneo porque se dijo que no estaba a la altura del exigente nivel físico que el entrenador de ese entonces requería para jugar en los All Blacks. Lomu se caracterizó por un ritmo incontenible y una notable potencia física, con su 1,95 metros de estatura y 119 kilos de peso. La enfermedad comenzó a afectarlo en 1998 y su juego empezó a caer. Pero igualmente jugó el Mundial un año después, en el que marcó ocho tries, antes de jugar su último partido con los All Blacks ante Gales en 2002. Lomu tiene el récord de 15 tries marcados en Copas del Mundo, junto con el sudafricano Bryan Habana, quien igualó su marca este año en Inglaterra. (Reporte de Nick Mulvenney. Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.