Jon Rahm y Alex Palou convierten al deporte español protagonista en EE.UU.

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Houston (EE.UU.), 21 jun (EFE).- El golfista Jon Rahm, y el piloto Alex Palou, con sus triunfos en el Abierto de Estados Unidos y en Indy Car, han convertido al deporte español en protagonista en Estados Unidos, merecedores de acaparar las aperturas de los noticieros deportivos y las portadas de los distintos medios de internet y escritos.

Aunque Palou fue el primero que abrió la jornada dominical con su victoria espectacular en el Gran Premio Grupo REV, de la fórmula automovilística IndyCar, su segunda desde que comenzó la nueva temporada, el gran centro de atención llegó más tarde cuando Rahm, con un final magistral de dos birdies, ganaba el Abierto de Golf de Estados Unidos.

Lo hacía después de haber sufrido 14 días antes el gran fiasco de su carrera, al quedarse sin el título en el torneo Memorial, del PGA Tour, que lideraba por seis golpes al concluir la tercera ronda, cuando le comunicaron que tenía que retirarse al dar positivo por covid-19.

Además, Rahm, de 26 años, logró la gran victoria remontando, para convertirse en el primer español que gana el Abierto de Estados Unidos y su primer torneo mayor como profesional, incluidos los seis que tiene en el PGA Tour.

Todos los grandes diarios estadounidenses, comenzando por el New York Times, abren sus secciones deportivas con las fotos de Rahm y titulares en los que se destaca el drama y el gran momento de juego por el que atraviesa el golfista español.

En todos también se resalta el carácter y la sangre fría del jugador español, que sin apenas tiempo para recuperarse de un golpe tan duro como fue quedarse sin un torneo que tenía asegurado y más de un millón de dólares en premios, supo mantener el control en todo momento en la vuelta al campo y guardó para los dos últimos hoyos del Abierto, en los que hizo birdies, la esencia del golf.

Todos los comentaristas coinciden en destacar que la figura de Rahm emergió de un grupo de superestrellas como el mejor de todos en Torrey Pines, de la Jolla (California), en el tradicional Día del Padre para consagrarse también como el golfista más consistente del mundo.

Rahm es presentado con su triunfo en el Abierto como el mejor golfista del mundo durante la mayor parte del último lustro y ahora ya tiene el trofeo para demostrarlo.

Después de ganar el Abierto de Estados Unidos de 2021 de la manera más dramática posible, la realidad de Rahm finalmente coincidió con las expectativas que se le impusieron cuando era un niño prodigio de 20 años en la Universidad de Arizona State.

Además el triunfo de Rahm también hizo que los nombres de los legendarios golfistas españoles, encabezados por el su gran ídolo, Severiano Ballesteros, José María Olazabal y Sergio García, ganadores de cinco, dos y un torneo de Grand Slam volviesen a ser recordados en Estados Unidos.

Mientras que Palou, a sus 24 años, está haciendo su propia historia y la del automovilismo español dentro del IndyCar, donde nunca antes ningún piloto español había conseguido el triunfo y menos tener ya dos, en nueve pruebas que se llevan disputadas de las 16 que están programadas esta temporada.

Palou condujo el No.10 NTT DATA Honda, del equipo Chip Ganassi Racing, a la victoria y recuperó el liderato del campeonato con 28 puntos de ventaja sobre el joven piloto mexicano Pato O'Ward, que llegó al la carrera al frente de la clasificación, con un punto más que el piloto español.

En su tercer año dentro de la fórmula IndyCar, llegó en el 2019 mientras corría en Japón, Palou ya recibe todo tipo de alabanzas en los medios especializados del automovilismo, donde destacan su brillantez, inteligencia y la frialdad como actúa en los decisivos de la carrera cuando tiene que adelantar.

El gran sueño de Palou de convertirse en un piloto de carreras ganador ya lo está viendo cumplido y en el poco tiempo que lleva en la competición ha recorrido un largo camino en cuanto a demostrarse a si mismo todo el potencial que tiene de alcanzar grandes metas.

De hecho, ya vive la realidad de estar en el mejor equipo de la IndyCar como es el de Chip Ganassi Racing.

Con su segunda victoria en 2021, Palou se convirtió en el primer piloto, además del neozelandés Scott Dixon, en ganar al menos dos carreras en una temporada para Chip Ganassi Racing desde Dario Franchitti en 2011.

Franchitti ganó el último de sus cuatro campeonatos ese año, el último piloto en vencer a Dixon en Ganassi en el transcurso de una temporada, reto al que ahora se enfrenta Palou tras ser actualmente en mejor piloto dentro de la IndyCar. EFE

rm/pdh/og

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.