Jimmy Spithill: un australiano en la corte del Luna Rossa italiano

Agencia EFE
·3  min de lectura

Redacción deportes, 28 oct (EFE).- El australiano Jimmy Spithill, dos veces ganador de la Copa América y que será el patrón del AC75 Luna Rossa, es el único miembro no italiano en la tripulación y no ha ocultado que, "el Team New Zealand es claro favorito", porque "compite en sus propias aguas de origen y han pasado mucho tiempo navegando aquí".

"Los kiwis hicieron un buen trabajo en su primer AC75. Siempre son muy innovadores, muy prácticos, lógicos y duros. Tienen un talento increíble para la navegación de competición", ha advertido.

Ayer ya se preparaba para navegar en el segundo AC75 del equipo Luna Rossa, que fue botado en Auckland hace una semana. Spithill ha estado compartiendo la rueda del barco con Francesco Bruni en los entrenamientos y pruebas y no ha desvelado quién estará a la rueda cuando las regatas comenzarán en la Serie Mundial -Christmas Cup del 17 al 20 de diciembre.

"Seleccionaremos la mejor tripulación que creemos que deberá estar a bordo para obtendrá el mejor resultado. Espero que el segundo AC75 sea un buen paso adelante respecto al AC75 original, que tuvo un gran rendimiento. El desarrollo de estos barcos nunca se detiene. Todos los días se actualiza algo. Puede ser algo que físicamente se pueda ver, pero muchas veces es algo que no puedes ver o no quieres que se vea", desvela el patrón australiano

Apodado "Pitbull" por su estilo de competir, a menudo muy agresivo, junto a la experiencia y capacidad de lucha de Spithill hizo que el dueño del equipo, Patrizio Bertelli, no dudase en su contratación en 2018 para afrontar la 36ª edición de la Copa América. El magnate italiano Está convencido de que su agresividad puede ayudar al equipo a lograr una gran victoria en la Copa en Auckland.

El equipo Luna Rossa siempre ha destacado por su carácter nacionalista, siempre con miembros italianos, desde su debut en la Copa en 2000. Spithill ha sido una excepción. Ya fue el patrón del equipo italiano en Valencia en 2007 antes de fichar por el sindicato estadounidense Oracle de Larry Ellison, con quien ganó la Copa América en 2010 y 2013.

Además, en Nueva Zelanda es uno de los personajes más odiados. No se olvida que en 2013, en San Francisco, era el patrón del Oracle que levantó un 1-8 en contra para derrotar al Team New Zealand por 9-8. Después de la anterior edición, en Bermuda en 2017, que ganaron los neozelandeses y con la desaparición del equipo Oracle, Spithill se convirtió en agente libre, pero en marzo de 2018 ya fichaba de nuevo con Luna Rossa Prada.

Max Sirena, director deportivo del equipo, cree que Spithill, de 41 años, puede aportar importantes beneficios a un equipo que ha disputado tres finales de los Torneos de Desafiantes, ganando el de 2000 y una final de la Copa América frente al Team New Zealand en el 2000 en Aúckland, en la que cayó por 5-0.

La actitud y la influencia de Spithill se extienden más allá de la dirección de la tripulación en el barco. Hace que las sesiones de entrenamientos fuera del agua sean una competición en sí mismas.

Sirena considera que los rivales serán de muy alto nivel competitivo y que "por esto era importante tener un tipo de patrón agresivo; una persona que empujara a los otros tripulantes".

"Jimmy no es solo una inversión de talento, sino también un atleta. Es uno de los mejores deportistas que puedes encontrar en el mundo de la vela. Está presionando mucho en los entrenamientos con el equipo. Es una referencia para los otros muchachos, especialmente para los jóvenes. Es un gran activo para el equipo", incide Sirena.

(c) Agencia EFE