Jesús Corona carga con la presión en portería

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 8 (EL UNIVERSAL).- José de Jesús Corona tiene más de 10 años como portero del Cruz Azul. Como cualquiera en su posición, ha hecho grandes atajadas y cometido errores, como el del domingo pasado, pero siempre se ha mantenido en la titularidad.

Para el partido de este sábado contra el Pachuca, toda la presión estará sobre el mexicano, ya que el debate sobre su permanencia en el arco celeste aumentó en los últimos días, sobre todo porque La Máquina tiene otros tres guardametas, entre ellos Sebastián Jurado, firmado para este torneo.

La equivocación de la semana pasada y algunas otras durante el Apertura 2019 han colocado la incertidumbre sobre la titularidad del tapatío, de 39 años de edad, en el 11 de Robert Dante Siboldi. Corona estará bajo palos en el Estadio Azteca, con el respaldo de sus compañeros y entrenador.

"No puedes volarte con comentarios buenos, ni bajarte con malos", lo defendió Luis Romo. El cotejo frente a los Tuzos será un examen más para el veterano. Cada aficionado cementero estará muy al pendiente del trabajo del meta, quien no tiene margen de error.

"Siempre habrá críticas, incluso cuando el equipo gana. Sabemos de la calidad de Chuy; no sólo es su culpa, es de todos", agregó Elías Hernández.

El otro par de arqueros, Guillermo Allison y Andrés Gudiño, no tiene con qué competirle a Corona; Sebastián Jurado, sí. El veracruzano, quien la semana pasado tuvo su primera actividad en la Sub-20, fue contratado como el futuro del Cruz Azul, aunque Chuy renovó su contrato hasta junio de 2021.

Qué leer a continuación