La jerarquía siempre es bienvenida: por qué Boca debe incorporar a Paolo Guerrero

Gaston Hirschbrand

Tras buscarlo en ​mercados de pases anteriores y no poder lograr el objetivo de ficharlo, al parecer la historia ahora será distinta: Paolo Guerrero tiene muchas chances de convertirse en refuerzo de ​Boca Juniors para 2020.


A pesar de que muchos sostienen que no sería conveniente ficharlo por su edad (el 1 de enero cumplirá 36 años), el delantero que milita en el Inter de Porto Alegre atraviesa uno de los mejores momentos de su carrera.


El 2019 había comenzado de la peor manera para él, ya que a causa de la ​sanción que le impuso la FIFA por dopaje no pudo estar presente en la primera mitad del año.


Sin embargo, Guerrero volvió a las canchas más fuerte que nunca y consiguió marcar 19 goles en 39 partidos en el Inter, promedio de una conquista cada 168 minutos disputados, siendo el máximo artillero del equipo.


El peruano es un "9" de pura jerarquía, de esos capaces de definir un partido con una jugada distintiva, de esos que conocen el área como la palma de su mano, de esos que un equipo campeón siempre necesita.


Si además le sumamos que su cláusula de salida es de 4,5 millones de dólares, la decisión es indudable: Boca DEBE incorporar a Paolo Guerrero para que sea el centrodelantero titular de su equipo.

No importa que en la actualidad haya otros futbolistas que puedan cumplir su función en el club, caso Ramón Ábila o Franco Soldano, porque Guerrero tiene sobrada experiencia en el primer nivel, es un jugador que continúa pleno tanto física como futbolísticamente y además tiene ganas de cumplir el desafío de jugar en el "Xeneize", un combo perfecto para incorporarlo de manera inmediata.

Traer al incaico no te da la seguridad de conquistar la séptima Copa Libertadores de América ni mucho menos, eso depende de muchos factores, pero sin dudas va a acercar a Boca al objetivo. Nosotros, los periodistas amantes del fútbol, estaremos agradecidos de tenerlo en Argentina. Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, los goles de Paolo que ya van a venir...

Qué leer a continuación