Javier Aguirre recuerda su última Liguilla

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 2 (EL UNIVERSAL).- Javier Aguirre regresa a una Liguilla, después de dos décadas, cuando perdió la final del Clausura 2001 ante el Santos.

Después de vencer –agónicamente– 1-0 al Mazatlán FC, el Vasco aseguró que el Monterrey tiene las capacidades de triunfar en la fase final del certamen y quedarse con el trofeo del Guardianes 2021.

"Me acuerdo que mi último partido de Liguilla fue la final de hace 20 años, ante el Santos. Me gusta jugarlas, es otro torneo, se olvida todo lo que hiciste en la fase regular. El objetivo primario fue evitar el partido de repesca y el siguiente objetivo es ser campeón, con nuestras legítimas aspiraciones", dijo el mexicano, en videoconferencia, al amarrar el boleto y evitar el repechaje.

"Es una inyección de ánimo, porque el estado físico está ahí [al límite]. La plantilla es amplia y entregan todo".

Aguirre reconoció que pudo haber sido un marcador más abultado a su favor, pero que se queda con lo positivo.

"Pudimos marcar un gol más y no sufrir. Nos vamos con el sentimiento que sufrimos innecesariamente".