A Jared Wolfe el básquetbol se le negó, pero dio un salto en el golf y es puntero del Abierto

Gustavo S. González
lanacion.com

Un recorrido de ida soñado, que en realidad comenzó por el hoyo 10, con cinco birdies, llevó al estadounidense Jared Wolfe al primer puesto luego de dos jornadas en el Abierto de la República, que se juega en la cancha Colorada del Jockey Club, en San Isidro.

En la vuelta (desde el 1), el jugador de 31 años nacido en Louisville, Kentucky, solo subió en el 3 y el 4 (sus hoyos 12 y 13 del día), pero siguió con la puntería en los greens, lo que le permitió bajar en el 1, 2, 7 y 9, todos de par 4. En el final anotó 63 (-7)

En verdad, Wolfe, de 31 años, continuó con las buenas sensaciones que había exprimentado el jueves, cuando hizo 65 (-5) y ya se encumbraba en el leaderboard, después de anotar un águila y seis birdies, más un doble bogey y un bogey.

Tres victorias en el PGA Latinoamérica ostenta el estadounidense: Jamaica Classic (2017), Abierto de Chile (2018) y Buenaventura Classic (Panamá, este año). Este año jugó también los abiertos de Brasil y Chile -en ambos finalizó en el top 10- en este circuito. En Chile jugó las dos primeras vueltas con el local Joaquín Nieman (revelación del PGA Tour) y Ángel Cabrera. Aquí, Wolfe ya había jugado este año en la Argentina, en el Molino Cañuelas Championship, el Abierto del Centro, Termas de Río Hondo Invitational y Neuquén Argentina Classic.

Nacido en Louisville, Kentucky, contó. "Empecé a jugar golf porque no podía saltar tan alto como para jugar al básquetbol y era demasiado lento para otros deportes. Habría cambiado roles con Dwayne Wade (campeón en la NBA con Miami Heat) para que supiéramos si embocar en el hoyo es igual que volcar la pelota en el aro. Sin el golf me habría dedicado al derecho".

Con su total de 128 (-12), Wolfe le lleva cinco golpes al segundo, su compatriota Jonathan Garrick, que también mostró regularidad en los dos días: redondeó 133 (-7), desdpués de vueltas de 65 y 68.

Dijo Wolf, ayer: "Jugué una gran ronda, las condiciones estaban un poco más difíciles por el viento y fue más complicado dejar la pelota cerca de la bandera. Es un campo muy difícil y hay que estar concentrado en todo momento. No es la primera vez que estoy en esta posición, cre que voy a poder mantenerme".

Núñez y Carranza

Entre los argentinos, los que están mejor ubicados son el tucumano Augusto Núñez , primero en la Orden de Mérito, y el cordobés Clodomiro Carranza, que suman 136 (-4). Núñez presentó una tarjeta de 67 (-3) y Carranza hizo una de las vueltas destacadas, con 65 (-5).

Núñez comentó: "Arranqué muy bien, pero en la vuelta bajé mi nivel y perdí el impulso. Tengo que mejorar los tiros al green, eso va a ser clave. Espero jugar como lo hice al comienzo de este día".

En cambio, no les fue tan bien a Julián Etulain (143 y +3) y Andrés Romero (142 y +1), los jugadores con mayor trayectoria en el PGA Tour. El primero no pasó el corte, estipulado en +2, y el tucumano pasó por un golpe, luego de terminar en el par ayer. En tanto, el aficionado Abel Gallegos, de 17 años, que había sido el argentino más destacado al culminar el jueves, comenzó nervioso, con un triple bogey en su primer hoyo (el 10) y dos bogeys a continuación, a los que agregó un doble bogey, un bogey y cuatro birdies. Terminó con 140 (hizo 74, contra los 66 del jueves), en el par de la cancha y jugará el fin de semana.

Fue otra gran tarde en lo climático en San Isidro, donde se notó que hubo más público que en el primer día, lo que augura un buen fin de semana, por más que el pronóstico revelaba que hay posibilidades de lluvia para hoy.

Qué leer a continuación