Japón estudia prohibir la entrada a todos los espectadores olímpicos y ampliar las restricciones

·2  min de lectura
Un monumento a los anillos olímpicos es fotografiado en la zona del paseo marítimo en el Parque Marino de Odaiba en Tokio, Japón

Por Yoshifumi Takemoto

TOKIO, 7 jul (Reuters) - Japón está considerando la posibilidad de prohibir la presencia de todos los espectadores en los Juegos Olímpicos, según informaron el miércoles varias fuentes consultadas a Reuters, mientras las autoridades sopesan la posibilidad de ampliar las nuevas restricciones por el coronavirus para contener las infecciones a poco más de dos semanas del comienzo de los Juegos.

Los expertos médicos llevan semanas diciendo que no tener espectadores en las Olimpiadas sería la opción menos arriesgada en un contexto de preocupación generalizada del público por el riesgo de que los Juegos alimenten nuevos brotes de infecciones.

Los organizadores ya han prohibido la entrada de espectadores extranjeros y han establecido un límite de espectadores nacionales del 50% de la capacidad, hasta 10.000 personas, para contener los persistentes brotes de coronavirus.

Los dirigentes llevan meses dándole vueltas a la cuestión, pero el revés sufrido por el partido en el poder en las elecciones a la asamblea de Tokio el domingo, que algunos aliados del primer ministro Yoshihide Suga atribuyeron al enfado del público por los Juegos, les ha obligado a reflexionar, según las fuentes consultadas.

"Desde el punto de vista político, no tener espectadores es ahora inevitable", dijo a Reuters una fuente del partido gobernante.

Japón celebrará elecciones generales a finales de este año y la insistencia del Gobierno en que los Juegos -pospuestos el año pasado mientras el virus se extendía por todo el mundo- sigan adelante este año podría costarle en las urnas.

El comité organizador de Tokio 2020 dijo que las restricciones a los espectadores se basarían en el contenido del estado de emergencia por el coronavirus en Japón, o en otras medidas pertinentes.

Japón no ha experimentado el tipo de brotes explosivos de COVID-19 vistos en otros lugares, aunque ha tenido más de 800.000 casos y 14.800 muertes. En la capital, Tokio, se registraron 920 nuevos casos diarios el miércoles, la cifra más alta desde el 13 de mayo.

La lentitud del despliegue de las vacunas ha hecho que sólo una cuarta parte de su población se haya inoculado contra la enfermedad.

Los preparativos para los Juegos han estado plagados de inquietud por el impacto del virus, ya que a las autoridades les está costando acabar con los persistentes brotes, especialmente en Tokio y sus alrededores.

Es probable que el Gobierno amplíe el jueves las restricciones en Tokio y en tres prefecturas cercanas más allá de la fecha original del 11 de julio, según fuentes gubernamentales.

Kyodo News informó de que la prórroga podría durar un mes, lo que significa que las restricciones se mantendrán durante los Juegos Olímpicos, que comienzan el 23 de julio y terminan el 8 de agosto.

(Información adicional de Kiyoshi Takenaka y Mari Saito Edición de Lincoln Feast, Robert Birsel, traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.