James también entra en la convocatoria del fin de semana

La remontada del miércoles ante el Napoli por la Champions League sirvió para volver a conectar a la hinchada del Bernabéu con el equipo y con cada uno de sus jugadores. Muestra clara de ello fueron los aplausos y saludos a la salida de James Rodríguez de la cancha.

El 10 parece haber encontrado la clave de su permanencia en el Madrid durante el tiempo que estuvo lesionado, ahora en la cancha se le ve atento, colaborador y dispuesto a ocupar el puesto que le exija el cuerpo técnico sin renegar.

Los minutos, positivos, del colombiano han terminado por conquistar la confianza de Zidane, algo que parecía imposible hace unos meses, cuando el volante ofensivo veía la mayoría de encuentros desde la banca. Si bien las lesiones han sido un factor determinante para la participación de James con el equipo, sus buenos oficios parecen ser lo que terminan por asegurarle un lugar entre los que definitivamente va a la cancha.