Jaime Romero, un español en el Qarabaj

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bakú, 28 oct (EFE).- El español Jaime Romero, un trotamundos del fútbol, milita ahora en el Qarabag, equipo que se enfrentará el jueves al Villarreal en la Liga Europa y que lleva el nombre del territorio -Nagorno Karabaj- que se disputan azerbaiyanos y armenios en el campo de batalla.

"Qarabag es el nombre de la región en la que hay el conflicto. El entrenador nos ha dejado perfectamente claro que representamos al país y a la región en concreto", comentó a Efe Romero en conversación telefónica desde Bakú.

Romero llegó hace dos temporadas a la capital azerbaiyana, que se encuentra a unos 350 kilómetros del frente, y asegura que lleva una vida normal desde que estallaran los combates el pasado 27 de septiembre.

"Llevamos una vida normal. Sólo tenemos toque de queda desde la 9 de la noche. No notamos la diferencia. No tenemos sensación de peligro", señaló este albaceteño de 30 años.

Lo que sí le ha impresionado es el fervor patriótico entre los ciudadanos del país bañado por el mar Caspio, "que se sienten muy orgullosos de ser azerbaiyanos".

"Cuando jugamos en Europa, es importante para Azerbaiyán, un país que está en guerra", destaca.

Con todo, él intenta centrarse sólo en el fútbol, como hizo cuando jugó en el España, Italia o Turquía.

"Estoy contento. Me adapté rápido. Es un equipo que hace las cosas muy bien. Son ya ocho años que disputa las competiciones europeas", apunta Romero, que se trajo también a su hermano Daniel, que juega en el filial.

Asegura que Bakú es una "ciudad espectacular" y que, antes del estallido de la pandemia de la covid-19, padres y amigos le visitaban con asiduidad.

Con respecto al partido, cree que el hecho de que la UEFA, debido a la guerra, haya trasladado el partido a territorio neutral, Turquía, les perjudica.

"Salimos un poco perjudicados, ya que no vamos a jugar en casa. Es un estadio en el que nunca hemos jugado y no es lo mismo", dijo.

No duda en afirmar que el Villarreal es "el favorito del grupo", ya que se trata de "un equipo importante de la liga española" y niega que la baja de Dani Parejo sea un problema para los levantinos.

"Esos equipos tienen plantillas amplias. Pondrán a otro de calidad. El Villarreal tiene jugadores de mucho nivel y un entrenador de equipo grande. Será complicado", asegura.

No pierde el tiempo en "las cosas que no se pueden controlar" como la guerra, el coronavirus o el traslado del partido.

"Saldremos con la mentalidad de ganar el partido. Pero se puede perder contra el Villarreal y aún quedarían muchos partidos", explica, antes de partir con destino a Turquía.

(c) Agencia EFE