Jaime Mata: "¿Un libro que defina la temporada del Getafe? Guerra y Paz"

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·8  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Getafe (Madrid), 6 may (EFE).- Jaime Mata (Tres Cantos, Madrid, 32 años), es un futbolista preocupado por su formación. Lector voraz de libros, con futuras inquietudes universitarias, aprovecha sus ratos libres para evadirse a través de las letras. De la escuela de Juan Mata o Esteban Granero, el delantero del Getafe asegura que leer ayuda a centrarse en la vida laboral.

En una entrevista con la Agencia EFE, afirmó que el Getafe disputará este domingo una final por la permanencia ante el Eibar. Será un partido clave para el conjunto madrileño en una temporada errática en la que ha terminado peleando por no perder la categoría. Mata espera que, al final, el libro que defina el curso de su equipo sea "Guerra y Paz" de León Tolstói.

Pregunta: Hace dos años le entrevisté y me dijo que en el vestuario escuchaban reguetón y que al año siguiente, cuando tuviera más galones, iba a poner su música. Se sigue escuchando lo mismo... ¿O ha conseguido cambiarla?

Respuesta: Tengo los galones suficientes para que cuando pongo mi música, me la quiten (ríe). He conseguido ser capaz de ponerla, pero no he sido capaz de que la aguanten.

P: ¿Qué música pone?

R: Hacemos variado. Dejamos que todo el mundo pueda poner un poquito. Pero, hoy, por ejemplo, he puesto una lista de Pereza, Iván Ferreiro, Fito... si más o menos se las saben o las han escuchado, me la dejan. Si no, me la quitan. Se nota que me voy haciendo mayor porque la música va cambiando. Con la música te das cuenta de que te haces mayor, porque hay gente que no se sabe ni una canción, algunas súper míticas.

P: También me dijo hace dos años que aconsejaba a los jóvenes que siguieran estudiando. ¿Lo sigue haciendo?

R: Si suben chavales del filial, es verdad que me intento preocupar un poco más. Es verdad que ya, lo que es la plantilla del primer equipo, la mayoría es gente con familia centrada en el fútbol y en poco más. Pero hay otros que están empezando y en época de compaginar las dos cosas. A ellos sí que intento animarles a que continúen estudiando.

P: Se arrepintió de haber dejado Derecho. ¿Ha retomado la carrera o tiene pensado hacerlo?

R: Después de dos años, una de las cosas que planteo en casa es algo que me apetece muchísimo: una vez que acabe mi carrera deportiva, meterme en la universidad. Es algo que me encantaría, pero es cierto que en estos dos años he tenido un niño, ahora viene otro miembro a la familia y hay que ver cómo compagino eso. Pero me encantaría formarme.

P: En sus redes sociales publica muchos de los libros que lee. He visto "Cuatro Amigos" de David Trueba, la Conjura de los Necios de John Kennedy Toole... ¿De dónde le viene su afición por leer?

R: Justo acabo de terminar de leer el último, el de Carlos Matallanas (La vida es un juego: Estrategia para Mario y Blanca). Tenía el deber de leerlo, publicado después de que falleciera por ELA. Siempre se me quedará la espinita de no haberle conocido en persona. Un día me escribió un artículo cuando me convocaron con la selección y lo guardo con mucho cariño.

P: ¿Y de dónde le viene la afición a la lectura en unos tiempos en los que muchos prefieren irse al tuit, a la frase rápida, al placer instantáneo?

R: En eso no estoy del todo convencido. Ha cambiado la lectura convencional de lo que es un libro, que es verdad que eso lo arrastro desde casa. Recuerdo a mi madre, de pequeñito, antes de dormir, que lo último que hacía era leerme. Eso se queda y la mayoría de días, antes de dormir, lo último que hago es coger el libro. Es como mi tránsito hacia el sueño. Pero hoy en día pasa muchas veces, a mí mismo o a mi mujer, que estás con el móvil y el hecho de estar con él no quiere decir que no hagas nada. Muchas veces lees artículos o prensa y cosas interesantes. Tenemos concebido que usar el teléfono es para distracción, pero hay veces que te estás formando.

P: ¿Cree que a un futbolista la lectura tradicional le ayuda a serenar su cabeza y su cuerpo para luego estar más tranquilo en el campo?

R: Sí, totalmente. Al final, una cosa que me decía mi tío, que el cerebro, cuanto más se le estruja, más lo agradece. Eso se nota. Cuando estoy una temporada sin leer, muchas veces mis capacidades de habla o comprensión disminuyen. Cuando estoy en una época de leer mucho, ayuda a expresarte mejor, a que las ideas salgan más rápido. Ayudas a tu cerebro y luego se tiene que reflejar en tu vida laboral.

P: Pertenece a un club de jugadores como Juan Mata o Esteban Granero que se les ve leer abiertamente. ¿Hay muchos más y no se sabe o sois pocos?

R: Sí que los hay. El año pasado, con Jorge Molina, íbamos los dos siempre con el libro en autobús, tren y avión. Es verdad que a día de hoy con las redes sociales, parece que las cosas que no haces públicas es que no las haces. Y ni mucho menos. Intento, en los equipos en los que he estado, leer en situaciones de conjunto. Al final, que una persona te vea hacerlo, a lo mejor le invitas a que un día diga... "joder, pues voy a coger un libro". Muchas veces, en viajes, leo en público, para que alguno lo vea y me imite. Ojalá.

P: ¿No le toman por un "bicho raro" cuando le ven?

R: Está claro que las bromas son las mismas. Que si está al revés el libro, que si no sé leer... pues lo típico del vestuario que siempre se hace con tono jocoso. Es un habito más como el que está con el móvil o como yo, que me gusta leer. Lo bueno es que hay espacio para todo.

P: Cambiando de tercio... ¿Nota que la generación actual del Getafe, que ha tenido cuatro años buenísimos compitiendo en Europa, se agota? ¿Huele a fin de ciclo con esta temporada que no está saliendo igual de bien?

R: A día de hoy lo que notamos es que tenemos que salvarnos. Estamos cerca de la orilla y hay que seguir remando y mucho. Queda lo más complicado y hay que conseguir el objetivo, que el Getafe se mantenga una temporada más en Primera. Luego ya habrá tiempo de analizar la temporada. Es verdad que hemos hecho temporadas muy buenas y lo que habíamos hecho hasta ahora era extraordinario. Este año han bajado las prestaciones de todos y hay que analizar todo. Ya habrá tiempo para eso.

P: ¿Es complicado mirar de cerca a Europa durante tres temporadas y de repente pelear por no bajar? ¿Hay que hacer un trabajo mental extra?

R: Sí, hay que hacer un cambio de chip radical porque las temporadas anteriores ganábamos de forma cómoda, parecía que iba de cara todo. Este año sumar cualquier punto cuesta muchísimo y todo hay que trabajarlo más. Es parte de este deporte, hay muchas cosas que no se entienden. Se hace lo mismo y los resultados son diferentes. Esa es parte de la magia del fútbol.

P: ¿El partido contra el Eibar es el más importante del curso?

R: Sí, sin lugar a dudas. Igual que lo fue hace dos semanas el de Huesca, ahora mismo es el partido de Eibar. Marca muchísimo el devenir de la temporada, del final de la Liga. Para nosotros es tremendamente vital, igual que para el Eibar. En casa, si queremos seguir en Primera, tenemos que ganar.

P: El Getafe tiene varios delanteros de mucha calidad, pero ha costado mucho meter goles. ¿Hay un análisis al respecto o simplemente es cuestión de suerte?

R: Creo que ha habido de todo esta temporada. Unos momentos en los que nos costaba generar y era complicado hacer goles. Y otros en los que estábamos acertados. En comparación con temporadas anteriores, hemos bajado, pero creo que cada año es diferente. Hay veces que la pelota entra con facilidad y otras cuesta más. Pero con trabajo, las cosas terminan llegando. Lo tenemos muy presente.

P: Hace dos jornadas, uno de sus rivales por el puesto, Enes Ünal, metió dos goles. Usted fue el que más efusivamente lo celebró con él. Le animó y le abrazó muy expresivamente... ¿lo ha pasado muy mal?

R: Ha sido un año complicado para él. Ha tenido lesiones, le ha costado entrar en la dinámica del equipo. Pero ahora está en un buen momento personal y grupal. Hay que aprovecharlo. Queremos todo de todos. Cuando hay un compañero con confianza y suelto, hay que aprovecharlo y darle la confianza para que siga en ese camino. Al final, es en beneficio para todos.

P: La última... ¿qué canción o qué libro define en este momento la temporada del Getafe?

R: Uno de los últimos que me he leído y que me ha marcado mucho: Guerra y Paz de Tolstói. Habría que buscar según qué personaje del libro. Pero es un poco eso, una temporada complicada, pero con la mente centrada, conseguiremos el objetivo.

Juan José Lahuerta

(c) Agencia EFE