Jaime Garza: su accidente, la trágica muerte de Viridiana y el apoyo de Silvia Pinal

Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)
Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)

Este 2020, se cumplen 38 años de la muerte de Viridiana Alatriste, hija de Silvia Pinal, en un choque automovilístico. Salía sola de una fiesta organizada en casa de su entonces novio, el también actor Jaime Garza, cuya vida también quedó marcada por un accidente.

En una reciente entrevista, habló de los momentos previos a la tragedia. “Era una reunión pequeña, de amigos míos y de ella. La verdad sí noté algo raro en ella, porque me dijo de repente ‘Ya me voy’, y yo le decía ‘Espérate’. La vi bien, no estaba ni borracha ni nada. Si no, no la hubiera dejado irse. No habíamos peleado ni nada. Pero sí sentí un poco repentina su decisión de irse. La vi inquieta, preocupada”.

Y relató cómo se enteró del percance, ocurrido la madrugada del 25 de octubre de 1982. “Me fueron a tocar la puerta. Ya estaba yo solo de mañana. Me dijeron: ‘Chocó en la avenida en la que bajaba y se mató. Se me fue el avión no recuerdo cuánto tiempo. Fue una desgracia y una lástima, porque tenía un futuro maravilloso”.

Con apenas 19 años, Viridiana Alatriste se estaba forjando una prometedora carrera. Actriz de cine, televisión y teatro, era hija de Silvia Pinal y el productor de cine Gustavo Alatriste. Tanto para su familia como para su entonces novio Jaime Garza, la muerte de la joven fue un golpe devastador. “La conservo en mi memoria, y en mi recámara tengo una foto de ella y diario la veo y le hablo donde quiera que esté”.

Tras lo ocurrido con Viridiana, se rumoró que Jaime también mantuvo una relación con Silvia Pasquel, otra de las hijas de Pinal. Sin embargo, él ha asegurado que siempre han sido amigos.

Y a la fecha, asegura que mantiene una cordial relación con su ex suegra Silvia Pinal. De hecho, él recibe un apoyo económico por parte de la Fundación Rafael Banquells, creada por la actriz para ayudar al gremio actoral. “Es un pequeño apoyo, porque ahorita los ingresos ya no son iguales que antes”, declaró.

También te puede interesar: Lo que más buscamos los mexicanos en Google este 2019

Problemas de salud

Heredero de una familia dedicada a los escenarios, Jaime Garza es hijo del periodista Ramiro Garza y la poetisa Carmen Alardín. Su hermana es la actriz Ana Silvia Garza y su sobrina es la cantante Mariana Garza. Estudió actuación en el Centro Teatral de la UNAM y su debut en la actuación se dio en 1973 en el programa infantil ‘Plaza Sésamo’, el cual fue el inicio de una constante trayectoria en cine, teatro y televisión.

En el terreno sentimental, aunque nunca tuvo hijos, sí vivió con varias actrices, entre las que se encuentran Luz María Jerez, Alma Delfina y Rosita Pelayo, quien confesó que su relación con el actor terminó debido al alcoholismo de Jaime, algo que él mismo ha reconocido. “Sí me excedí. Y aunque no afectó mi carrera, sí influye mucho en la salud y en el comportamiento. Dejé de tomar por cuestiones del hígado graso. Lo dejé de un día para otro”, comentó.

Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images
Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images

También te puede interesar: Lucero y sus 40 años de carrera, un festejo que se desinfló

Sin embargo, su propia carrera quedó marcada para siempre por otro momento trágico, ocurrido en 2014 y por el cual tuvieron que amputarle la pierna derecha. “Fue por un accidente en motocicleta y me pusieron una prótesis de fémur. Tenía problemas de circulación y después empecé con pie diabético… y ahí se acabó de fregar mi pierna”. Más tarde, Jaime también padeció un derrame cerebral.

Y pese a los reveses en su vida, se mantiene optimista. “Todo esto me ha abierto los ojos para ver muchas cosas que antes, estando entero, no me percataba. La vida es un privilegio y es un honor estar vivo”, reconoció.

@braham_MV

Qué leer a continuación