Jadon Sancho, una cuestión cultural

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Londres, 20 jun (EFE).- Cuando Jack Grealish salió en los videomarcadores de Wembley, atándose las botas para salir a calentar, todo Wembley estalló en gritos. Deseaban su salida para desatascar el encuentro ante Escocia, mientras a su lado Jadon Sancho sumaba su segundo partido de la Eurocopa sin disputar ni un solo minuto.

180 minutos de Inglaterra en el torneo, cero para Sancho, que incluso se quedó fuera de la convocatoria contra Croacia en el partido inaugurual. ¿Problema físico? No. ¿Problema con Southgate? Tampoco. Simplemente parece que Sancho se adapta menos a la narrativa inglesa que Grealish.

Una cuestión cultural y de apego. Sancho juega fuera de Inglaterra. Son pocos los que se han atrevido a dar ese paso. Menos los que lo han hecho con éxito. Y menos aún los que encima van a la Euro con Inglaterra. De la lista de 26, solo Sancho, Jude Bellingham y Kieran Trippier juegan fuera de las islas. El segundo y el tercero lo tienen más sencillo, puesto que su explosión como futbolista llegó en el Birmingham City (venta más cara de la historia) y el Tottenham Hotspur, mientras que Sancho abandonó el Manchester City con 17 años y nunca ha llegado a debutar en la Premier.

Por mucho que sus estadísticas en la Bundesliga sean sublimes para un chico de 21 años (16 goles y 20 asistencias con el Borussia Dortmund), su impacto no ha tenido el mismo calado en el aficionado inglés que el de un Jack Grealish representante de la clase obrera y símbolo de un equipo de media tabla. El capitán de los Villanos, con sus características medias bajas y sus espinilleras de niño, es el tipo de jugador por el que suspiran en la pérfida Albion. Elegante, creativo y leal a un club.

El pasado verano se daba por hecha su salida a un equipo más grande, pero Grealish renovó por el Aston Villa. Sancho, sin embargo, a diferencia de su compañero en el filial Phil Foden, prefirió buscar hueco fuera en lugar de hacerse sitio en el Manchester City.

Ni siquiera Southgate tiene una explicación clara para definir la ausencia de Sancho en un equipo que ha sufrido contra Croacia y contra Escocia para explotar su poderío arriba.

"Tenemos muchas opciones y muchos de los jugadores son jóvenes que están en su primer gran torneo. Desde el cuerpo técnico somos realistas con nuestras expectativas sobre ellos. Jadon está ahí. Ha entrenado bien en lo últimos días y por supuesto que le tenemos en cuenta dentro de esas opciones y cuando haya que tomar decisiones", apuntó el seleccionador inglés.

Tampoco el Manchester United, su gran perseguidor, es capaz de dar el paso definitivo para firmarle. Pese a haberse gastado no hace tanto 80 millones en Harry Maguire, el United ya fue incapaz de ficharle el verano pasado y ahora se encuentra liado en una negociación con el Borussia, que pide cerca de 100 millones, mientras que los Glazer no pasan de los 80.

Con 21 años, dobles dígitos en la liga alemana y varias campañas ya en la élite, Sancho sería titular en casi cualquier selección de la Eurocopa, pero en Inglaterra, las cámaras y los aplausos de los aficionados van para un Grealish que tiene mejor cartel porque se exhibe en la liga que ven los ingleses, la Premier League.

Manuel Sánchez Gómez

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.