Jackie Nava busca el trono del CMB

·2  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, abril 10 (EL UNIVERSAL).- A unas semanas de cumplir veinte años en el pugilismo profesional, Jackie Nava confía en acabar el 2021, y tal vez su carrera en el pugilismo, como campeona supergallo del CMB.

El reto a Yamileth Mercado, actual dueña del fajín, lo lanzó tras su última pelea, una cita en la que demostró que a sus cuatro décadas de vida, su velocidad y fuerza la convierten en una retadora temible para la monarca.

Karina Fernández se convirtió en su víctima número 38 el pasado 20 de marzo, y su cátedra sobre el ring es un presagio de lo que puede ofrecer en una nueva oportunidad titular.

"Buscamos el título supergallo, yo la estoy esperando (la pelea contra Yamileth Mercado), sé que es una peleadora fuerte y joven, pero tengo la habilidad para ganar el título, confío en mi experiencia para tener ese título que no perdí peleando. Todavía tengo ese nivel", advierte la de Tijuana. Un deseo que podría ser realidad en septiembre próximo, "tal vez tenga una antes y si no, me perfilo para esa pelea porque quiero ir bien enfocada para volver a ser campeona".

Un historia de vida sobre el ring que escribió su primera página el 29 de mayo del 2001, con victoria sobre Vicky Cozi, en Honolulu, Hawai. "Llegué al boxeo por curiosidad, pero en mi cuarta pelea (su primera derrota) supe que tenía que hacer muchos cambios en cuanto a mi disciplina y entrenamiento, a partir de ahí supe que quería ser boxeadora".

Ha sido protagonista de la evolución en el pugilismo femenil, y sonríe de cara al futuro de las mujeres en la disciplina que la hizo famosa. "Hay mucha competencia entre las muchachas y entrenan fuerte. Vienen con fuerza y con más técnica de boxeo, necesitamos eso para poder exigir mejores bolsas y salarios".