Jabaloyas, el pueblo aragonés donde han cesado al alcalde tras el cierre de su único bar

M. J. Arias
·2  min de lectura

Jabaloyas es un pueblo de menos de 100 habitantes a poco más de 40 kilómetros de Teruel en el que sus ciudadanos acaban de votar una moción de censura contra el alcalde, que ha perdido la votación. El detonante del cese de su máximo representante político local ha sido, como recoge El heraldo de Aragón, el cierre de El Diezmo, el único bar con el que cuentan en el pueblo.

El cierre del único bar de Jabaloyas, en Aragón, ha acabado con una moción de censura contra el alcalde. (Foto: Google Maps)
El cierre del único bar de Jabaloyas, en Aragón, ha acabado con una moción de censura contra el alcalde. (Foto: Google Maps)

Aunque debido a la situación actual de pandemia por el coronavirus la primera razón de por qué el cierre que viene a la mente es que este esté relacionado con las medidas para frenar los contagios, en realidad no tiene nada que ver. Según la anterior gestora de El Diezmo, Maribel Tristán, que estuvo presente en la asamblea de vecino que cesó al alcalde, la decisión de cerrar y abandonar la gestión tuvo que ver con la “presión” recibida por parte del alcalde y que, según ha declarado al citado medio local, se debía a “temas personales”.

El cierre del bar, el único en el pueblo, provocó que se pusiese en marcha el proceso para una moción de censura presentada por el independiente Óscar Castillo contra el socialista Enrique Álvarez, que la perdió por 7 votos de diferencia de los 44 que se emitieron, un 77% de los vecinos censados con derecho a voto.

Castillo, que se ha convertido en el nuevo edil de Jabaloyas, ha prometido un gobierno “en el que tenga cabida todo el mundo, sin divisiones ni bandos” y señalado durante la celebración de la asamblea en la que resultó elegido que si bien la polémica ha generado cierta división en el pueblo confía en que pronto las aguas vuelvan a su cauce.

El PSOE turolense ha emitido un comunicado en favor de su representante en el que lamenta lo ocurrido. Además, publica El heraldo de Aragón, considera que la moción de censura presentada en septiembre está “basada casi exclusivamente, al menos hasta hoy, en una falsedad” y que todo esto solo ha provocado “la división y el mal ambiente entre los vecinos”.

En su intervención ante sus paisanos, el alcalde saliente aseguró no tener “nada que ver” con el hecho de que la anterior gestora del bar se fuese y que esa ha sido solo la excusa usada por sus rivales políticos para poner “en tela de juicio” una gestión que comenzó hace 11 años, cuando fue elegido por primera vez.

La Fundación para el Desarrollo de la Comunidad de Albarracín, responsable del bar, ha firmado ya un acuerdo para poder reabrirlo con los nuevos encargados, aunque habrá que esperar a que la pandemia permita hacerlo con seguridad.

EN VÍDEO | El llamamiento más entrañable de un niño valenciano para evitar el cierre del bar de su pueblo