"Jóvenes del Turf" asumió el objetivo de romper con la inercia en la hípica

Gustavo S. González
lanacion.com

Una de las búsquedas más difíciles para el turf es la de la renovación de su público y de los propietarios, sobre todo. Un poco menos ocurre entre los criadores, que en forma constante siguen la evolución de las líneas de sangre que predominan en el mundo, con los padrillos y las yeguas madres, aunque la continuidad familiar en los haras y la aparición de productores nuevos es casi una aventura. Para los entrenadores y jockeys, el recambio es natural. Y los dirigentes, en un proceso lento, empiezan a mostrar caras nuevas, en menor medida de la que parecen requerir estos tiempos.

Como para revertir la tendencia surgió "Jóvenes del Turf", una agrupación de menores de 40 años que nació con el cimbronazo que produjo la reducción del fondo de reparación de la Provincia de Buenos Aires que reciben los hipódromos del distrito, dispuesta el año pasado por la administración de la gobernadora María Eugenia Vidal , mediante una baja progresiva de la asignación que proviene de los bingos con tragamonedas, hasta su eliminación.

Mario Di Salvatore trabajó en la TV del hipódromo de San Isidro y hoy es uno de los directores del hipódromo de Dolores, que entró en una nueva etapa: "Nos juntamos en el stud de Agustín y Matías Villamil más de 50. Había segundas y terceras generaciones de entrenadores, criadores... Queremos llevar a la práctica las ideas. Hicimos un diagnóstico propio de lo que le sucedía a la industria, que denominamos 'Fortalecimiento, desarrollo y expansión del turf', basado en los 30 hipódromos del país, no solo los tres principales. Observamos lo que hace la Japan Racing Association, lo que hizo Irlanda para organizarse y la NYRA en Estados Unidos".

Federico Iguacel es criador en el haras Santa Ana, una cabaña que es de su familia y también es directivo en Dolores: "Cada uno aporta desde su lugar para el cambio, no desde el discurso, desde que empezó el problema de la ley de la Provincia, hace un año y medio. Recuerdo que mi abuela coleccionaba la revista El Jockey (de la década del 80) y en una había un reportaje a Bebe Correas, donde planteaba los mismos problemas que tenemos hoy: el doping, la integración del turf nacional, la comercialización, los mercados interno y externo. y no se pudieron solucionar. Trabajamos esas mismas ideas".

Gastón Ramos Mejía cría en el haras El Trébol, de Adelia María, Córdoba: "En su momento le pusimos 'Jóvenes del turf' a la agrupación, que es parte de Cooperativa de Criadores. Hoy estamos en una comisión de proyectos dentro de Cooperativa.

-¿Fueron recibidos por los hipódromos?

Ramos Mejía: Todavía no nos presentamos formalmente ante los hipódromos, nos dirigimos a las instituciones, Propietarios, Cooperativa, Criadores. Hay agrupaciones en La Plata, con el veterinario Arturo Baldini, y en Areco, con Victoria Duggan, del haras El Paraíso (su hijo Juan está en la agrupación).

Iguacel: Fuimos a explicar hacia dónde creemos que debe ir la industria, entonces se generó esta comisión en Cooperativa.

Ramos Mejía: Llevamos adelante algunas acciones, por ejemplo tres remates en Gualeguaychú, San Juan y Neuquén con Pollas cerradas a los 16 potrillos que entren en el remate, en las que aportan el propietario, el criador y el hipódromo y se genera la bolsa a repartir. Se organizó la cena anual en Cooperativa, reactivamos las redes sociales y la página web de Cooperativa.

Iguacel: Eso genera la integración de los hipódromos, que se benefician con más potrillos y un clásico que se suma al de su gran reunión anual, y también Cooperativa, que beneficia a los criadores medianos. Vamos a hacer otros remates el año que viene en la jornada de las tres Pollas. Queremos ayudar a una exportación que esté a la altura del quinto productor mundial que somos, como lo demuestran los hijos de yeguas argentinas que ganan en el mundo.

Di Salvatore: Creemos que esto se hace entre todos, no es potestad de un hipódromo ni de una institución. Miguel Iguacel [presidente de Cooperativa] nos dijo 'acá tienen un lugar para trabajar' con los temas generales. Nos sumamos, la cabeza es Cooperativa. Con los remates se eleva el nivel de premios, gracias al sistema de pollas. Se van a correr la Copa Cooperativa en San Juan, Gualeguaychú y en Neuquén, carreras oficiales que buscamos que estén en simulcasting. Son recursos que los hipódromos del interior no tenían. Posiblemente se sumen dos remates en Dolores. Gastón coordina el área en Córdoba.

Iguacel: Con el tiempo descubrimos que si no te institucionalizás es difícil trabajar y Cooperativa nos sumó, sin que perdiéramos nuestra independencia.

Ramos Mejía: Creo que los hipódromos del interior ven que se los ha relegado tanto que descreen de lo que se les ofrece: remates, carreras oficiales, simulcasting y cuando uno va con hechos concretos lo toman más en serio. Queremos ir al Litoral, Mendoza. Nuestro haras ya no trae sus potrillos a Buenos Aires, vende mejor en el interior, donde los hipódromos están llenos. En San Juan están construyendo 30 boxes nuevos; hacía 30 años que no hacían un remate. Cuando hay carreras los hipódromos se llenan de caballos.

Iguacel: Otro de los problemas es que no hay dirigencia profesional. La empresa privada apoya el desarrollo y se necesitan expertos en la mayoría de las áreas.

Qué leer a continuación