Iván Rodríguez dice situación de Cora y Beltrán "no es bueno para el béisbol"

Agencia EFE
EFE

San Juan, 6 feb (EFE News).- El expelotero puertorriqueño Iván Rodríguez, miembro del Salón de la Fama del Béisbol, dijo este jueves que la vinculación de Alex Cora y Carlos Beltrán en el robo de señales y que les provocó perder sus trabajos como pilotos "no es bueno para el béisbol".

"Lo de Alex y Carlos es una situación bien triste. Lo que pasó, personalmente, no es algo muy bueno para el béisbol", admitió Rodríguez en rueda de prensa antes de hacer el lance de honor en el partido de semifinal de la Serie del Caribe entre los Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico y los Toros del Este de la República Dominicana.

"El béisbol se ha jugado por más de 125 años y pasar una cosa como esta... es muy triste y lamentable ver eso. Ambos cometieron un error, un acto que no es bueno para el béisbol, pero tienen que seguir adelante", enfatizó Rodríguez, conocido como "Pudge".

Así se refirió el exreceptor a una investigación de las Grandes Ligas (MLB, en inglés) que encontró una confesión del lanzador Mike Fiers, exmiembro de los Astros de Houston en la campaña de 2017, según la cual el equipo puso cámaras de video en los jardines del campo para espiar las señas del receptor al lanzador de los rivales.

En ese equipo Cora fue el coach de banca, mientras que Beltrán jugó como jardinero central.

Tras esa temporada, Cora fue elegido como dirigente de los Medias Rojas de Boston, a quien llevó al campeonato en 2018.

Beltrán, mientras tanto, se retiró después de esa campaña y recientemente había sido contratado como mánager de los Mets de Nueva York.

Las señas a las que se refirió Fiers eran comunicadas a los bateadores a través de golpes con los mismos bates a cestos de basura próximos.

El 14 de enero los Medias Rojas anunciaron la salida de Cora, un día después de que el comisionado de MLB, Rob Manfred, lo vinculara en el escándalo de robo de señales.

El puertorriqueño y la novena de Boston coincidieron en que la desvinculación era lo mejor para las partes.

Beltrán, por su parte, se convertiría en el cuarto dirigente puertorriqueño en las Grandes Ligas en esta venidera temporada, uniéndose a Charlie Montoyo, de los Azulejos de Toronto, y a Dave Martínez, de los campeones Nacionales de Washington.

Ahora, tras las bajas de Cora y Beltrán, Rodríguez dijo que no descarta en dirigir alguna vez en Grandes Ligas.

"Uno nunca dice que no, ni tampoco dice que sí. La oportunidad, cuando ocurra o que un equipo me haga el acercamiento, pues no puedes decir que no", sostuvo Rodríguez, considerado uno de los mejores receptores en la historia de las Grandes.

En su palmarés, el boricua acumuló la mayor cantidad de imparabes por un receptor -2.844, Guantes de Oro -13- y juegos -2.427.

Con este resumé, 21 años de experiencia en las Grandes Ligas y jugar la posición más difícil del béisbol, podrían considerar a Rodríguez como un favorito para dirigir próximamente en el circuito grande.

"Nosotros tenemos como algo diferente por ser catchers (receptores), pues estudiamos mucho el juego. No es solo sentarse en 'home' (plato) y recibir lanzamientos y darle la mejor información de los bateadores al lanzador y el cuerpo de lanzadores", explicó.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación