Italia cuenta con una pequeña isla libre de COVID situada en un lago

M. J. Arias
·3  min de lectura

En Perugia, en el centro de Italia, se encuentra el lago Trasimeno. En sus aguas se elevan tres islas y solo una de ellas, conocida como Maggiore, cuenta con habitantes. Un pequeño reducto libre de COVID en un país azotado por la pandemia del coronavirus en el que han logrado esquivarla sin grandes restricciones y gracias, en parte, a su geografía y a su baja densidad de población. Según los datos publicados por Ansa, solo 15 personas viven habitualmente allí.

Vista de Maggiore, el único islote del lago Trasimeno con población. (Foto: DEA / P. PUCCINELLI/De Agostini via Getty Images)
Vista de Maggiore, el único islote del lago Trasimeno con población. (Foto: DEA / P. PUCCINELLI/De Agostini via Getty Images)

Maggiore, perteneciente administrativamente al Ayuntamiento de Tuoro sul Trasimeno, concentra a su reducida población en la zona occidental de la isla, donde se construyó la ciudad, cerca del muelle que recibe los barcos con los turistas que, en condiciones normales, visitan la isla para disfrutar de sus iglesias, su castillo y sus caminos serpenteantes entre bosques y naturaleza. Un turismo ahora paralizado.

Aunque el municipio de Tuoro sí se ha visto alcanzado por el virus en la segunda y la tercera ola, María Elena Minciaroni, alcaldesa de la que depende la isla, señala que en “Maggiore actualmente viven 15 personas y nunca hemos registrado ningún caso de COVID”. Ni un solo positivo en 14 meses de pandemia. Orgullosa de la situación epidemiológica de la isla, Minciaroni señala en declaraciones a Ansa que “no solo es una isla libre de Covid, sino que después de 27 años también ha nacido aquí un niño, lo que eleva la población residente a 15”. 

Aunque ahora el turismo esté en horas bajas, en los meses de primavera y verano “la isla Maggiore es un destino para muchos visitantes. Es un lugar maravilloso con muchos atractivos históricos y culturales, así como ambientales que sin duda merecen una visita”.

Lo cierto es que este pequeño terreno en medio del lago cuenta con una rica historia en anécdotas a lo largo de sus muchos siglos de historia. En 1211, de vuelta de Cortona, Maggiore fue el lugar elegido por San Francisco de Asís para pasar su retiro de Cuaresma. Una escala en su camino que motivó la construcción de una iglesia y un convento en su honor poco más de un siglo después.

Aunque ahora la población de la isla no llegue actualmente a la veintena, hubo un tiempo en el que sus habitantes se contaban por cientos. Su mayor censo lo registraron en el último cuarto del siglo XVI con alrededor de 600 habitantes.

Entrada al castillo de Guglielmi. (Foto: DeAgostini/Getty Images)
Entrada al castillo de Guglielmi. (Foto: DeAgostini/Getty Images)

El convento y la iglesia franciscanos construidos en el siglo XV pasaron a servir como base para la construcción de un castillo a finales de siglo XIV por orden del marqués Giacinto Guglielmi di Civitavecchia, que adquirió ambas construcciones permaneciendo en poder de su familia hasta mediados de la década de los setenta.

Allí, en el castillo, fue donde se refugiaron algunas decenas de judíos huyendo de las tropas al servicio de Hitler que llegaron a la isla en junio de 1944 en busca de partisanos. Los bosques sirvieron de refugio a estas personas, que lograron salir de la isla con la ayuda de los pescadores, que les trasladaron a la orilla del lago en poder de los ingleses.

Una de las calles del pequeño pueblo de Maggiore. (Foto: Wolfgang Kaehler/LightRocket via Getty Images)
Una de las calles del pequeño pueblo de Maggiore. (Foto: Wolfgang Kaehler/LightRocket via Getty Images)

Las otras dos islas del Trasimeno no están habitadas, aunque al menos una de ellas, Polvese, sí recibe turistas. Pertenece al término municipal de Castiglione del Lago y cuenta con alojamientos. El tercer islote, Minore, es una propiedad privada. A Ansa ha dicho de ella Sandro Pasquali, alcalde de Passignano, que “está poblada por aves y otros animales salvajes, en particular por cormoranes”.

EN VÍDEO | Italia quiere dar la bienvenida al turismo extranjero con pasaporte de vacunación el 2 de junio