Twitter suspende la cuenta de Isabel Medina por violar las reglas

M. J. Arias
·3  min de lectura

La reciente fama adquirida por Isabel Medina Peralta tras su discurso antisemita en la marcha en honor de la División Azul el pasado fin de semana ha tenido sus primeras consecuencias: Twitter le ha suspendido su cuenta. La razón, para cualquiera que haya echado un vistazo a su perfil (donde proliferaban los mensajes racistas, fascinas y homófonos) o haya leído alguno de los perfiles realizados por los medios sobre su persona, no debería ser ninguna sorpresa. Medina ha infringido las normas de la red social y eso le ha acarreado la suspensión de su cuenta.

Isabel Medina Peralta, en un momento del discurso dado en la manifestación en horno de la División Azul este sábado en Madrid. (Foto: Captura de Twitter / @isabelmperalta)
Isabel Medina Peralta, en un momento del discurso dado en la manifestación en horno de la División Azul este sábado en Madrid. (Foto: Captura de Twitter / @isabelmperalta)

Si a día de hoy se intenta entrar en @isabelmperalta, el mensaje que se encontrará es el siguiente: “Twitter suspende las cuentas que incumplen las Reglas de Twitter”. Existen tres supuestos, explican en la página de ‘ayuda’ de la red social, por los que un perfil puede ser suspendido: spam, riesgos para la seguridad de la cuenta y tweets o comportamientos abusivos.

Además, existe otra página de la propia compañía a la que se enlaza cuando se suspende una cuenta donde se indican las reglas que no se deben romper si no se quiere sufrir una suspensión. Ahí, bajo el título de Seguridad es donde ser recogen los comportamientos que infringen las normas de la red social. Además de violencia y otro tipo de contenidos vetados el listado incluye el de “comportamientos de incitación al odio”.

Por ahora se desconoce si la suspensión se ha debido a una actuación de la propia compañía y quienes velan porque se cumplan las reglas o a raíz de posibles denuncias de otros usuarios. Poco antes del cierre, esta estudiante de Historia de 18 años que ha concedido ya varias entrevistas defendiendo su ideología y sus mensajes, contaba con algo más de 3.000 seguidores.

Entre esos mensajes se encontraban algunos ratificando lo dicho el sábado ante varios centenares de manifestantes en la marcha convocada por Juventud Patriótica. Un discurso que ella misma compartió añadiendo: “Muerte por voluntad: la más hermosa camaradas, porque te la impones tu y mueres por voluntad. Mueres bajo el sol o bajo las estrellas, pero tu sangre se hace fértil cómo una primavera”.

En uno de los últimos tuit publicados tras convertirse en objeto de interés mediático, sobre todo a raíz de la comparación de su situación con la del rapero Pablo Hasél, publicó un aviso a todo aquel que fuese contra ella. “Podréis denunciarme, encarcelarme, o incluso matarme, pero jamás, jamás, capitularé”, dijo.

En otro insistió en su mensaje asegurando que “la verdad antes que La Paz y siempre defenderé lo bueno y lo verdadero. Está claro que no me falta razón, a la vista saltan las consecuencias de señalar al sionismo y ciertos estratos de esa raza como los que dominan el mundo. Lo sigo diciendo y volvería a decir mil veces más”.

Ahora, para poder recuperar su cuenta, lo único que puede hacer es ponerse en contacto con Twitter y esperar respuesta. Que se la devuelvan o no dependerá de la razón concreta del cierre y de la posición de Medina al respecto. Vox, por ejemplo, ya ha tenido varios encontronazos con las reglas de la red social y estuvo un tiempo sin cuenta por negarse a retirar un tuit. Y a Donald Trump su uso de Twitter para difundir bulos acabó por costarle la suspensión definitiva de una de sus herramientas de comunicación más activas.

EN VÍDEO | Garriga (Vox) vota en Barcelona entre protestas de activistas de Femen