Isaac Fouto, el Roncero de los árbitros

·2  min de lectura
Isaac Fouto.
Isaac Fouto.

Hay tres tipos de personas: las que creen que los errores arbitrales responden a ocultos intereses; las que consideran que los colegiados, sencillamente, son humanos; y un grupo pequeño, compuesto sólo por una persona, que asegura que los árbitros jamás se equivocan. El tercer estamento, como habrán adivinado, lo abre y cierra Isaac Fouto, periodista de la Cadena Cope del que ya hablamos aquí brevemente hace ya casi un año, cuando pasamos revista al Departamento de Noticias de la emisora.

Los domingos por la noche, Fouto comparece en ‘Tiempo de juego’ y, de muy mala gana, responde a las preguntas que se le formulan sobre las jugadas polémicas de la jornada. Sean cuales sean los equipos implicados, se trate de una agresión o de un fuera de juego, dos constantes presiden sus intervenciones: el tono chulesco con el que se dirige al resto y la conclusión inequívoca de que el árbitro ha acertado. Sucedió este domingo con la mano de Morcillo en el Athletic-Real Madrid, penalti claro para los excolegiados Andújar Oliver (Radio Marca), Daudén Ibáñez (Onda Cero), Iturralde González (Cadena Ser) y el experto arbitral de la propia Cope, Pedro Martín, pero no para Fouto. Y sucederá la próxima jornada con otro penalti en otro área.

Desde hace años, Fouto ha establecido con los árbitros un provechoso ‘quid pro quo’ que le ha convertido en referencia informativa en asuntos de designaciones, sanciones, normativas… A cambio, ejerce una defensa a ultranza del colectivo en la que se ha fundido su credibilidad, lo cual no parece importarle mucho. Fouto es al negro lo que Tomás Roncero al blanco. Él no ha ganado trece Copas de Europa, pero habla como si hubiera ganado trece millones.

"No te crees ni tú lo de la mano", le reprochó este domingo Juanma Castaño. Su propio jefe, Paco González, le dijo una semana antes, tras la mano de Militao: “Agradezco siempre tu información porque [así] sé lo que está diciendo el Comité de Árbitros, pero estoy por ver que un domingo por la noche el Comité diga: ‘Sí, la ha cagado Pepito’. Siempre te dan una justificación para cada decisión”. Y Fouto la defiende como propia, a riesgo de decir una cosa una semana y la contraria a la siguiente.

“Es mucho más creíble un gremio arbitral reconociendo en momentos determinados el error que contar con un periodista que haga esta función”, le dijo Emilio Pérez de Rozas en ‘A diario’ de Radio Marca: “Los árbitros te están utilizando para defenderles a ellos”. Fouto, por supuesto, empleó a la respuesta que dicta el manual para estos casos: “Si piensas, después de 22 años en la profesión, que alguien me puede utilizar…”

Es la respuesta que viene en el manual, pero no una buena respuesta. Si de algo sirve convertirse en instrumento es, precisamente, para asegurarse una carrera larga.

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.