Intocable todavía busca "hacer ruido" en la lucha libre

El Universal


CIUDAD DE MÉXICO, mayo 13 (EL UNIVERSAL).- Hace unos años, una lesión estuvo a punto de costarle la carrera a Intocable, uno de esos luchadores de la década de los noventa que hizo bastante ruido en la empresa Triple A, y que tiempo después apareció en otro tipo de escenarios con buen éxito.

Hoy es un tipo un poco más maduro en todos los sentidos, a quien el gusanito" de la lucha libre le sigue haciendo cosquillas, pero que también visualiza otros terrenos con la necesidad de seguir vigente. "La verdad es que tengo muchas lesiones, pero la que más lata me da es la que me provocó una patada de Psicosis, es de las lesiones que si dejas de fortalecer la zona te dan mucha molestia, entonces intento darle mucha fuerza", compartió en charla virtual, mientras era tatuado en Santa Máscara Tatoo.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Anclado en su experiencia se sincera: "Ahora ya no tengo ídolos, pero admiro a gente como L.A Park, quien se ha ganado un prestigio. Igual, señores como el Pirata Morgan, un personaje de los que se aprende abajo y arriba del ring".

Él acepta que la lucha no estaba en su radar, cuando a los 16 años su mente estaba en otros ambientes. "Nunca me imaginé entrar a esto, pero tenía cualidades y la garra para aguantar. Y después de tantos años aquí sigo".

De nada se arrepiente y tampoco se cierra a nuevos retos, "Me gustaría tener un desmadre con los Big Strippers (Ovett, Chico Che y Mike), porque además luchan bien, sería algo divertido. A mí me gusta el concepto y ojalá se pueda pronto. Aún estamos a tiempo de hacer buenas cosas en la lucha libre, algo diferente y hacer ruido".


Qué leer a continuación