El insólito récord del seleccionado de San Marino

LA NACION
·2  min de lectura

El seleccionado de fútbol de San Marino cuenta con una sola victoria en partidos oficiales desde que fue creado en 1986. Tal hazaña se dio el 28 de abril de 2004, cuando le ganó por 1 a 0 a Liechtenstein durante un amistoso. Desde entonces, el equipo sufrió enormes goleadas hasta que, ahora, rompió con esa racha y logró empatar en dos encuentros consecutivos y sin recibir goles.

Fue durante la UEFA Nations League que el seleccionado del país que cuenta con alrededor de 33.000 habitantes -según un relevamiento del Banco Mundial- consiguió tener su valla invicta, aunque tampoco hizo ningún gol, por lo que empató 0-0, primero ante Liechtenstein y, luego el sábado, ante Gibraltar.

"Fue un placer": el mensaje de Lionel Messi tras los retiros de Fernando Gago y Javier Mascherano

Tras el encuentro del fin de semana, durante el cual San Marino tuvo que jugar la mayor parte de la segunda mitad con 10 hombres, uno de los dos argentinos del plantel, Dante Rossi, rompió en llanto, emocionado ante lo conseguido con el equipo, que se encuentra último en la tabla del Grupo 2 de la Liga D.

"Se lo dedico a todo el país", manifestó el defensor central en una entrevista con RTV San Marino. A su vez, dijo: "Para mí es realmente un sueño". Rossi se quebró, por lo que aclaró que no podía hablar mucho y continuó: "Mi familia está feliz, mi esposa, también. Quería agradecerles a mis compañeros de equipo y a todo el staff. Espero quedarme acá por un tiempo largo".

El seleccionado dirigido por Franco Varela, que acumulaba 40 partidos consecutivos perdidos, en su historia tiene una sola victoria, siete empates y 164 derrotas en 172 encuentros. A su vez, cuenta con 24 goles a favor y 725 en contra.

Perú-Argentina: preocupación y dudas por el partido la selección en Lima, en clima de protestas, represión y muertos

Ahora, luego de ser objeto de constantes burlas, San Marino parece estar queriendo cambiar su historia. Al menos así lo prometió Rossi a sus hinchas, al pedirles que se queden con el seleccionado porque esto es solo el comienzo del viaje.