Insólito: lo lastimó un compañero, salió porque estaba sangrando y en ese momento el rival hizo el gol de la victoria

LA NACION
lanacion.com

Juventus cayó 1-0 ante Lyon en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League que se disputó en Francia. En el Parc Olympique Lyonnais, la Vecchia Signora sufrió no solamente por no haberse asegurado un buen resultado para la vuelta en Turín, sino también por las lesiones en el campo de juego.

La más grave fue el golpe que sufrió el defensor de la Juve, Matthijs de Ligt. Tuvo que retirarse ensangrentado del campo de juego al sufrir un choque con Fernando Marcal, Dembélé y Marcelo y luego ser pisado por su compañero Alex Sandro, a los 29 minutos. Por la hemorragia en el lado derecho de la cara, el holandés tuvo que recibir atención médica y le vendaron la zona.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Minutos después del incidente, el equipo local anotó el primer gol del encuentro aprovechando que Juventus tenía un jugador menos. Tras la jugada de Aouar desde el lateral, conectó con Lucas Tousart para poner la diferencia que luego sería el resultado final. De Ligt se reincoroporó más tarde al partido con un vendaje en la cabeza para contener la lesión.

El momento de la lesión

"Nos faltó determinación y agresividad en el ataque, y durante 15 minutos también nos faltó en defensa. No tuvimos suerte: concedimos el gol cuando De Ligt estaba fuera lesionado. La segunda parte fue mejor, pero no suficiente para ganar en Champions", dijo el entrenador de la Juve, Maurizio Sarri.

Qué leer a continuación