Un insólito 0-0 en rugby: Jaguares no jugó ni sabe cuándo volverá a hacerlo en el Super Rugby

Alejo Miranda
lanacion.com

Tres horas y media antes del kick-off, el partido que Jaguares debía sostener con Highlanders fue cancelado, como medida de prevención ante la pandemia de coronavirus. Según un comunicado de la Unión Argentina de Rugby (UAR), la decisión fue con acuerdo de su par de Nueva Zelanda y la anuencia de la Sanzaar, el órgano rector del Súper Rugby.

Por la mañana, la Sanzaar ya había dispuesto la suspensión por tiempo indeterminado del certamen continental al término de la fecha de este fin de semana, como consecuencia de una medida del gobierno de Nueva Zelanda que obligaba a toda persona que ingresara a ese país a autoaislarse por 14 días.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Tanto los integrantes de Highlanders en la Argentina como los de Crusaders en Australia (donde vencieron en la madrugada del sábado a Sunwolves, que hizo de local en Brisbane) se veían afectados por esta novedad y quedaban imposibilitados de jugar las siguientes dos fechas, lo que impulsó a la Sanzaar a tomar esta determinación, que no incluía el partido de este sábado en el estadio de Vélez.

"Hemos evaluado la situación y de acuerdo a las recomendaciones internacionales, se tomó esta medida con el objetivo de preservar la integridad física de los jugadores", expresó la UAR en un comunicado. "Lamentamos las molestias ocasionadas, pero el panorama varía minuto a minuto y debemos actuar en sintonía".

Jaguares iba a enfrentarse con Highlanders a las 20, en un partido que se jugaría sin púbico, según se lo había decidido el jueves. No obstante, alrededor de las 16.30 se informó su cancelación. El encuentro no será reprogramado y fue declarado 0-0, por lo que cada equipo recibió dos puntos.

"Nuestro foco está en asegurar que Crusaders y Highlanders regresen a salvo y quienes deban autoaislarse por 14 días lo hagan", sostuvo Mark Robinson, CEO de New Zealand Rugby, en un comunicado. "La decisión de suspender las competencias está ocurriendo en todo el mundo y es un paso importante que debemos tomar para que jugadores y espectadores no se vean afectados por la pandemia".

El resto de la séptima fecha se desarrolló con normalidad y público, incluidos dos partidos en Australia, país que registra más del quíntuple de casos que la Argentina (247 contra 45 hasta anoche). Al cierre de esta edición, el cruce entre Brumbies y Waratahs en Canberra, que comenzaría a las 2.05 de la madrugada de Buenos Aires, seguía en cartel.

En términos deportivos, esto es una mala noticia para Jaguares. Highlanders llegaba sin sus figuras y con un solo triunfo en cinco encuentros, y aunque como todo equipo neozelandés es muy peligroso y además se impuso en los dos choques anteriores entre sí, esta era una buena oportunidad de recuperarse luego de perder contra Sharks en la peor actuación de la campaña.

Así, Jaguares queda segundo en la conferencia sudafricana con el mismo puntaje que Stormers pero con un partido más, a 7 del líder, Sharks (ayer venció a Stormers por 24-14), y 6º en la tabla general, igualado también con Hurricanes.

La UAR dispuso asimismo la suspensión del Argentino Juvenil M-18 a un par de horas de comenzar la segunda fecha y "las actividades que involucran a clubes de rugby de todo el país", pero no aclaró qué ocurrirá con los entrenamientos de Jaguares.

En la temporada pasada, Highlanders fue víctima de una cancelación: ocurrió luego del atentado terrorista que dejó 49 muertes en Christchurch y que obligó a suspender el duelo con Crusaders, también declarado 0-0.

Qué leer a continuación