Inoue, Usyk y Davis: tres figuras para elevar la imagen del boxeo

Osvaldo Príncipi
·4  min de lectura

Como por arte de magia, el boxeo recibirá este sábado un guiño fortuito con la realización de tres carteleras que, como muchas, pudieron esfumarse en tiempos de pandemia. Sin embargo, resistieron intactas y aquí están -prestas- para poder brindar un "salvoconducto" a este mundillo agitado tras la decepcionante entrega brindada por el estadounidense Teófimo López y el ucraniano Vasyli Lomachenko, hace dos semanas, hiriente aún al entusiasmo de su legión de seguidores.

Tres favoritos, que pelearán en distintos continentes, tendrán en sus puños la posibilidad de modificar este sinsabor. Los apellidos determinantes son los de Usyk, Inoue y Davis.

Murió Miguel Angel Castellini, un pensador del boxeo que jamás dejó de aprender

El ucraniano Oleksandr Usyk, ex campeón olímpico en Londres 2012 y ex titular mundial unificado de peso crucero, tiene una campaña impecable y legítima de 23 victorias consecutivas, con 15 KO. De una imagen caucásica particular y un estilo que fue puliendo con el correr de los combates. Sobre todo en el último, cuando debutó como peso pesado batiendo por KOT a Chazz Whiterspoon en su primera presentación en los Estados Unidos.

Su rival será un "chico malo" del boxeo inglés: Derreck Chisora, creador de mil escándalos y tibias resistencias cuando tuvo con dirimir con Vitali Klitschko y Tyson Fury, sus mejores adversarios, con quienes perdió por puntos en 2012 y 2011. No obstante, promete ser crucial como match eliminatorio al mundial completo OMB. Pelearán en Londres, con televisación de ESPN a partir de las 16.30 horas.

El japonés Naoya Inoue necesitó de un argentino: Omar Narváez para darse a conocer. Después de vapulearlo, en sólo dos vueltas a fines de 2014, percibíamos la magnitud que tendría su proyección y no nos equivocamos. Con sólo 8 peleas había concluido con el ciclo exitoso de Narváez, eyectándose luego al bicampeonato con la obtención del cetro gallo (OMB- FIB) que defenderá, este sábado a la noche, ante el australiano Jason Moloney, en postura de claro favorito, en el hotel MGM de Las Vegas con televisación de Space, a partir de las 23 horas.

Inoue, de un físico admirable para los 53,500 kilos maneja una asombrosa riqueza de golpes en las tres distancias y sus victorias sobre Nonito Donaire, Juan Payano y Emmanuel Rodriguez lo convirtieron en uno de los cinco mejores boxeadores del momento. Airoso en sus 19 pleitos, con 16 KO, tiene todo para lucirse y ser quizás, el gran protagonista del fin de semana.

La vuelta de Jeremías Ponce y el imperdonable error de Lomachenko que le costó caro e hizo recordar a Manny Pacquiao

Por último, en el histórico Alamodome de San Antonio, Texas, se llevará a cabo en un gran desafío entre dos figuras de estilos y vidas opuestas. El mexicano Leo Santa Cruz, cuádruple campeón mundial y actual titular liviano jr (AMB), es un atleta humilde y sacrificado. Gestor de espectáculos inolvidables como sus clásicos ante Abner Mares y Carl Frampton que lo llevaron a constituir un récord de 37 victorias (19 KO), un empate y un revés.

Dejó parte de su alma en cada una de esas batallas y lo evidencia a los 32 años. Se enfrentará al invicto bicampeón estadounidense Gervonta Davis, de 23 años y 23 triunfos con 22 KO, poseedor del cetro Liviano (AMB) y una conducta iracunda y rebelde que pareciera alejarlo del camino correcto. Apadrinado y representando por el extravagante Floyd Mayweather, de quién pretende ser su espejo.

Boxearán por los dos títulos a la vez en límite de 58,900 kilos. Quien se exceda deberá pagar una multa abultadísima. Televisará ESPN a partir de las 22 horas.

Nos aferramos al mismo diagnostico optimista que formulamos hace catorce días en la previa de: "Loma vs. Teófimo" pese a fracasar de punta a punta. Ahora, los renovamos en estos muy buenos peleadores para seguir creyendo en la grandeza del boxeo.