En el inicio de la Triple Corona de polo hubo más público conectado que el que suele ir a la cancha

Xavier Prieto Astigarraga
·4  min de lectura

Todo impecable. El clima, perfecto; la cancha, magnífica; el partido, lindo; el lugar, una belleza. Una lástima que no hubiera público en persona, pero la Triple Corona del polo debió empezar así, por el protocolo anticoronavirus. Bueno, quizás no tanta lástima: la transmisión en directo por internet de Ellerstina 21 vs. La Irenita 8, el cruce inaugural del Abierto de Tortugas, jugado en Pilar, tuvo muchos más espectadores que los que ese tipo de partidos suele tener in situ.

Un pico de 4500 seguidores tuvo la televisación vía streaming del primer encuentro oficial de polo en la Argentina desde que se declaró la pandemia. Y no es el primer acontecimiento, incluso fuera del polo -las misas son otro-, que tuvo más receptores con veda al público que sin ella. Habrá que ver si el fenómeno será uno de los legados de la nueva normalidad que en algún momento habrá post Covid-19.

Todo en 49 días: empieza la temporada de polo, con cambios y renovadas ilusiones

Como sea, con más de un mes de retraso respecto a las fechas habituales (fines de septiembre), se largó la serie Tortugas-Hurlingham-Palermo, cuyos dos primeros certámenes tienen programado el predio Alfredo Lalor, de la Asociación Argentina de Polo, como escenario. Abrió el juego el equipo de los Pieres, en la etapa de cuartos de final, con un regreso y un debut: volvió el diseño de camiseta original de Ellerstina (blanco y azul) y se estrenó Hilario Ulloa, que reemplazó a Pablo Pieres. En La Irenita hubo otra presentación, pero en ese caso absoluta: Martín Podestá protagonizó por primera vez en su vida un partido de Triple Corona. De ambos números 2, le fue muy bien al primero.

Ulloa anotó 7 goles (ninguno de penal), un tercio de los que consiguió su cuarteto. Lo único negativo fue el tacazo que recibió a la salida de un throw-in, de parte del propio Podestá. Pero no puede sino estar contento el nuevo miembro de la Z, por empezar por fin la temporada, por su actuación, por la de su conjunto.

Jugó bien Ellerstina, pero no fue una maravilla. Estuvo muy efectivo para aprovechar los errores ajenos, sobre todo, de taqueo. La Irenita se equivocó en varias salidas de fondo y muchos de sus ataques fueron con bochas a dividir, más que con pases a un hombre libre. Mérito del adversario, también: los Pieres y Ulloa no se relajaron ante la inferioridad del rival y apretaron en las marcas, además de rematar muy bien a los arcos. Eso sí, no mostraron un gran juego de pases y circulación, y tuvieron dos chukkers de baches, el quinto (1-1) y el séptimo (1-2). Tienen tiempo para mejorar... hasta cierto punto: la semifinal de Tortugas los enfrentará con La Natividad-Las Monjitas (36 de handicap) o RS Murus Sanctus (35), equipos que se medirán más tarde, a las 16 de este domingo.

Nadie de los presentes estuvo autorizado a quedarse en el predio hasta ese momento; por eso la diferencia de cinco horas entre los comienzos de ambos encuentros. Hubo muy poca gente alrededor de la cancha (personal de la organización y de los equipos, escasos periodistas), pero los polistas, diferencia de en la temporada alta de Inglaterra, no usaron tapabocas durante la acción. Cada uno pudo llevar hasta 12 caballos. Lo más curioso derivado del contexto de coronavirus fue una suerte de astronauta que circulaba con otras tres personas alrededor del campo de juego, con lo que parecía un rociador sanitizante.

Poroto Cambiaso: por qué un chico de 14 años jugará en el nivel mundial más alto

Apenas menos de una hora y media tardó el partido en completar sus siete chukkers. Más allá del contexto, o sobre todo dado ese contexto, la Triple Corona empezó muy bien. Y sobre todo, empezó.

La síntesis del encuentro

Ellerstina: Facundo Pieres, 10; Hilario Ulloa, 10; Gonzalo Pieres (h.), 9, y Nicolás Pieres, 10. Total: 39.La Irenita: Juan Martín Zavaleta (h.), 8; Martín Podestá, 7; Facundo Fernández Llorente, 7, y Juan Martín Zubía, 8. Total: 30.Progresión: Ellerstina 3-2, 7-2, 12-2, 14-4, 15-5, 20-6 y 21-8.Goleadores de Ellerstina: F. Pieres, 9 (2 de penal y 1 de córner); Ulloa, 7; G. Pieres, 2, y N. Pieres, 3. De La Irenita: Zavaleta, 1; Fernández Llorente, 3, y Zubía, 4 (todos de penal).Jueces: Marcelo López Vargas y Guillermo Villanueva. Árbitro: Matías Baibiene.Cancha: número 6 del predio Alfredo Lalor, Pilar.