Inglaterra quiere presionar a Francia: recibe a Gales por la cuarta fecha del Seis Naciones

LA NACION
lanacion.com

LONDRES.- La epidemia del nuevo coronavirus ha acaparado titulares en los últimos días sobre el Torneo de las Seis Naciones de rugby, que este fin de semana ofrecerá la cuarta jornada, en la que Inglaterra intentará aprovechar un tropiezo de Francia, el único equipo que ganó todos los partidos que disputó.

Los ingleses reciben el sábado en Twickenham a Gales y el domingo Francia visitará a Escocia. Por ello, el XV de la Rosa tiene la ocasión de enviar una dosis de presión al XV del Gallo de cara a su partido en Edimburgo.

Los Bleus lideran el grupo del torneo después de tres triunfos y son los únicos que pueden acabar la competición con un Grand Slam (pleno de victorias), algo que no consigue desde la última vez que se coronó en el Seis Naciones, hace justo una década: 2010.

Tras las victorias en las dos primeras jornadas ante Inglaterra (24-17) e Italia (35-22), Francia dio un gran golpe en la tercera jornada, con su triunfo 27 a 23 en Cardiff ante Gales, el equipo defensor del título y campeón el año pasado con Grand Slam incluido.

"No sé si orgulloso es la palabra, pero estoy muy feliz por estos jugadores, que se entrenan muy duro desde el inicio de la competición y que trabajan duro, con mucha humildad. Somos ambiciosos porque nos sentimos capaces de ganar grandes partidos", celebró tras la victoria en Cardiff el seleccionador de Francia, Fabien Galthié.

Por su parte, Inglaterra es segunda de la clasificación, con dos victorias y una derrota, la sufrida precisamente ante los franceses en la jornada inaugural. Contra Gales el sábado, el equipo de Eddie Jones tratará de conseguir una victoria que le catapulte a la pelea por el título. Un revés sería letal para las aspiraciones de los ingleses.

El coronavirus, de fondo

De manera paralela a estos dos partidos, el Seis Naciones está muy marcado por la epidemia del coronavirus. Una de los partidos de esta jornada, Irlanda-Italia que debía jugarse el sábado en Dublín, fue cancelado, ya que Italia es el país europeo más afectado por la enfermedad, con 197 muertos, según el balance publicado este viernes.

El jueves se aplazó también Italia-Inglaterra, que iba a jugarse el 14 de marzo en Roma en la quinta y última jornada. Con el objetivo de evitar las grandes reuniones, el gobierno italiano firmó un decreto el miércoles para que todas las competiciones deportivas, entre ellas la Serie A de fútbol, se disputen a puerta cerrada hasta el 3 de abril. Pero el comité del Seis Naciones prefirió el aplazamiento, sin precisar una nueva fecha, por lo que la resolución del torneo está pendiente de la evolución de la epidemia.

Irlanda, al igual que Inglaterra, registró dos victorias y una derrota en las tres primeras jornadas, por lo que también está en la pelea por el título.

Fuente: AFP

Qué leer a continuación