‘Infiltrados’ en los colegios catalanes para cuantificar en qué lengua se habla en el recreo

Yahoo Noticias

Plataforma per la Llengua, conocida como ‘la ONG del catalán’ como explica El Español, presentó ayer un estudio sobre el uso de esta lengua autonómica en Cataluña que se ha visto salpicado por la polémica no tanto por su contenido como por la metodología usada. Miembros de la organización acudieron a 50 colegios para realizar una actividad que en realidad era una tapadera para su investigación . El verdadero objetivo de su visita a los centros no fue comunicado a la dirección de los mismos para no poner en riesgo, argumentan, el resultado del informe titulado Estudio sociolingüístico en los patios de las escuelas e institutos de las zonas urbanas de Barcelona.

En el estudio participaron sin saberlo 50 centros, tanto públicos como privados, y 750 alumnos. (Foto: Getty Images)
En el estudio participaron sin saberlo 50 centros, tanto públicos como privados, y 750 alumnos. (Foto: Getty Images)

La conclusión a la que llegaron, de la que facilitaron hace unas semanas un avance a los medios como recogió La Vanguardia, es que el 24,3% de las personas de la muestra utilizan el catalán en sus conversaciones en los recreos y que el uso es más pronunciado en los alumnos de Primaria (un 35%) que en los de Secundaria (un 14,6%). Lo cual ha llevado a Plataforma per la Llengua a asegurar que “no se respeta la condición de lengua vehicular del catalán, tal y como marca la LEC (la Ley de Educación Catalana)” y a anunciar una campaña para fomentar el catalán de las escuelas.

Estos son los resultados y conclusiones obtenidos, pero de lo que la mayoría de medios se hacen eco tras su presentación ayer no es de eso sino de la metodología utilizada para conseguirlos. En El Mundo se explica como la propia plataforma reconoció que “los centros educativos no fueron informados de toda la realidad de la actividad” justificando su forma de proceder con el argumento de que de haberlo hecho se habría arriesgado “la fiabilidad de los datos”. La única autoridad al tanto era la Consejería de Educación de la Generalitat, a la que se informó del proyecto.

La metodología utilizada consistía en realizar una actividad que nada tenía que ver con el objeto final del estudio en la que uno de los enviados de la plataforma explicaba a los profesores, en inglés, las directrices a seguir. Después se colocaba a un lado para observar en qué lengua procedía el profesor a comunicar a los alumnos esas instrucciones y en qué lengua se comunicaban con él y entre sí los niños y adolescentes.

“La actividad estaba diseñada para que los alumnos se comunicaran entre ellos espontáneamente, para tratar de averiguar la lengua habitual de relación entre ellos durante el recreo”, explican desde Plataforma per la Llengua. Su presidente, Òscar Escuder, asegura que, vistos los resultados del estudio en el que han participado 50 centros, tanto públicos como privados, de 35 localidades y 750 alumnos sin saberlo, “el estado de la lengua requiere que nos activemos desde todos los frentes posibles”.

Sonia Sierra, portavoz de Educación de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña, ha denunciado que “esto es gravísimo. Según Plataforma per la Llengua, espiaron a menores a la hora del patio sin informar al profesorado ni a las familias. El Conseller de Educación dijo en sede parlamentaria que no sabía nada de ese informe pero ellos dicen que el Departamento lo sabía”.

Qué leer a continuación