La IndyCar corre en San Petersburgo pero sin público

David Malsher
motorsport.com

Después de la declaración de esta mañana del alcalde local, Rick Kriseman, indicando que al menos el Gran Premio de San Petersburgo sería a puertas cerradas, parecía que la carrera podía ser cancelada por completo y la pandemia de coronavirus se cobraría otro evento del deporte motor.

En cambio, al igual que NASCAR en Atlanta este fin de semana y en Homestead el próximo fin de semana, la carrera se llevará a cabo pero "a puertas cerradas".

Una declaración conjunta de IndyCar y Green Savoree Racing Promotions, junto con la ciudad de San Petersburgo, anunció el jueves que todas las actividades relacionadas con la apertura de la temporada del domingo del Gran de San Petersburgo estarán cerradas a los espectadores y limitadas al personal esencial.

También lee:

NASCAR correrá a puertas cerradas en Atlanta y HomesteadEl GP de Australia, cerca de la cancelación por el coronavirusIMSA pospone las 12 Horas de Sebring para noviembre

"Este protocolo se establece para proteger la salud y el bienestar de los aficionados, pilotos, equipos, trabajadores y funcionarios, a medida que mitigamos el riesgo de exposición a COVID-19", dice el comunicado.

"El fin de semana de la carrera operará de viernes a domingo, con sesiones de IndyCar en la pista limitadas al sábado y al domingo".

"Las actividades también incluyen Road To Indy (Indy Lights, Indy Pro 2000, USF2000), IMSA Porsche GT3 Cup, y SRO Motorsports Group America en un programa reducido

"Un comunicado de prensa con todos los detalles, incluyendo un calendario revisado, se publicará con detalles adicionales más tarde hoy".

También se permitirá el acceso a un número limitado de medios de comunicación con credenciales preaprobadas para cubrir el evento.

Qué leer a continuación