Independiente - Santos: el equipo de Avellaneda empató, quedó eliminado de la Sudamericana y se sumó a la pésima semana de los equipos argentinos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Independiente desperdició varias situaciones de riesgo y pierde con Santos
POOL/Juano Tesone

Independiente empató 1 a 1 con Santos, en Avellaneda y quedó eliminado de la Copa Sudamericana, ya que en el primer encuentro, en Brasil, perdió por 1 a 0. Ahora, Santos se medirá con el ganador de la serie entre Libertad y Junior, por los cuartos de final del torneo internacional.

El calendario argentino de los Juegos Olímpicos de Tokio

Luego de un receso complicado por las deudas y embargos que tuvo que afrontar la dirigencia, el Rojo tenía como prioridad la Sudamericana, un certamen que conquistó en 2010 y 2017. El equipo dirigido por Julio César Falcioni tuvo una buena tarea y desperdició varias situaciones de riesgo. Además, sufrió la expulsión de Insaurralde. El Rojo pudo haber ganado, incluso, por una diferencia de dos goles. Pero falló en el último toque y chocó contra Joao Paulo, el arquero de Santos, la figura de la noche.

Lo mejor del partido

Así, Independiente se suma a una pésima semana para los equipos argentinos en las copas internacionales. Con la excepción de River -que, incluso, eliminó a otro equipo de nuestro medio, a Argentinos-, todos quedaron a un costado del camino, por la Libertadores y por la Sudamericana, con VAR o sin tecnología. Fue una auténtica decepción: no solo deportiva, también, económica.

Kaio Jorge marcó el 1-0 de Santos ante Independiente; nada pudo hacer Sosa
POOL/Juano Tesone


Kaio Jorge marcó el 1-0 de Santos ante Independiente; nada pudo hacer Sosa (POOL/Juano Tesone/)

El partido arrancó a todo ritmo, a puro vértigo de Independiente. Atacó, buscó, inquietó. Luego de una jugada colectiva interesante, Velasco tuvo el gol en sus pies, pero el remate fue tapado increíblemente por Joao Paulo. Al rato, un disparo de Romero se desvió en Kaiky y casi sorprendió al arquero. El Rojo tenía una ambición estructural, pero se desvanecía en el área, más allá de sus méritos.

De destacado paso por River, Sánchez, capitán de Santos, deja en el camino a Velasco
POOL/Juano Tesone


De destacado paso por River, Sánchez, capitán de Santos, deja en el camino a Velasco (POOL/Juano Tesone/)

Un doble minuto fatídico: entre los 37 y los 38 del primer tiempo. Independiente no retrocedía, seguía con el impulso audaz. Palacios, solo frente a Joao Paulo, le entregó la pelota al arquero y en la jugada siguiente, Insaurralde falló de una manera insólita y Kaio Jorge definió con clase. En la jugada se equivocaron varios, no solo el zaguero experimentado: Velasco perdió la pelota en la mitad de la cancha, se quedó parado y una combinación entre Marinho y Sánchez derivó en el tanto del joven delantero, de 19 años, pretendido por Milan.

El arquero de Santos agigantó su figura en la segunda mitad: le contuvo remates a Romero y Bustos. Independiente merecía estar arriba en el marcador, pero como el rubro “merecimientos” no computa en la estadística, el Rojo sentía esa cuota de frustración. Julio Falcion se reía y se tomaba la cabeza: no lo podía creer. Porque, además, se inclinó por un esquema ofensivo, eléctrico, si se toma en cuenta su historial.

Pablo Moyano, en el palco, sufrió con Independiente
POOL/Juano Tesone


Pablo Moyano, en el palco, sufrió con Independiente (POOL/Juano Tesone/)

El último tramo fue electrizante: Independiente no quería resignarse nunca, Santos aprovechó los espacios. Un espectáculo de alto vuelo, más allá de los errores defensivos, en uno y otro lado. El VAR fue protagonista al advertir la tarjeta a Insaurralde, de flojísima tarea, luego de una infracción a Marinho. Diego Mirko Haro, el árbitro, le había mostrado la tarjeta amarilla y luego, con la ayuda de la tecnología, fue expulsado.

La expulsión de Insaurralde

Lucas González, que había ingresado por Roa, selló el 1-1, con un zurdazo espectacular. Independiente tenía un intérprete menos, pero seguía jugando con alma y vida. Más tarde, sufrió la expulsión de Barreto. Debía convertir dos goles más para seguir en carrera. Pero no lo pudo conseguir. Tuvo una buena actuación en el global, pero se quedó con las manos vacías. A veces, el fútbol es un poco cruel.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.