Independiente, en el peor momento de la era Moyano: deudas millonarias en dólares, mercado prohibido y extravío futbolístico

Andrés Fernández
·6  min de lectura

Cada vez que se nombra a Independiente en estos últimos años se tienen que dejar de lado palabras como campeón, copas, gloria y orgullo, entre otras tantas que describen la poderosa historia del club. Malas gestiones y desacertadas tomas de decisiones hicieron que el rumbo de esta prestigiosa institución se desviara directamente hacia una profunda crisis económica, con la que ya convive hace más de 25 años. Pero es en los últimos días en que varios fallos de la FIFA por deudas millonarias a diferentes clubes y con varios futbolistas que vistieron la camiseta del Rojo, pusieron en estado de alarma, una vez más, a la gestión de Hugo Moyano, que deberá afrontar pagos millonarios en el corto lapso. Todos estos reclamos y otros futuros se presentan en un año clave: a fines de 2021, Independiente tendrá elecciones y la Agrupación Independiente, liderada por el sindicalista, buscará su tercer mandato frente al club.

Manchester United-Southampton: patada brutal, expulsión récord y goleada histórica

Hugo Moyano comenzó en enero su séptimo año y medio al frente de Independiente. El 6 de julio de 2014, a pocos días del ascenso del equipo a Primera División, ganó las elecciones para tomar el mando de la institución de Avellaneda por primera vez y lo hizo con el 69,44 % de los votos de los socios. El 17 de diciembre de 2017, y con la obtención reciente de la Copa Sudamericana con Ariel Holan como entrenador, obtuvo la reelección con el 89% de los sufragios.

En sus primeros años a cargo de la presidencia, su agrupación siempre se vanaglorió de las grandes obras que hizo en un club que desde su infraestructura se encontraba devastado en todos sus rincones. Entre ellas, la del Estadio Libertadores de América, la remodelación del Estadio Cubierto Carlos Bottaro, la construcción del Centro de Alto Rendimiento Deportivo de Villa Domínico, y la pensión de futbolistas juveniles. Pero a partir de allí, y en lo que significa su segunda y actual presidencia, Hugo Moyano está atravesando su peor momento al mando del club, producto del enorme déficit.

Durante los últimos días las malas noticias no dejaron de llegar a la sede de Avenida Mitre 470, en Avellaneda. Lo que se sabe es que, para mediados de marzo la institución deberá abonar por varios conceptos la cifra de 6.375.000 dólares. En primer lugar, fue el pedido vinculado a un fallo del TAS que hizo el defensor español nacionalizado venezolano Fernando Amorebieta, que reclama una deuda de 360 mil dólares. Por este motivo, la AFA tiene inhabilitado a Independiente para incorporar futbolistas en este mercado de pases, en el que el flamante entrenador Julio César Falcioni ya está buscando refuerzos. Mientras la deuda no sea cancelada, la penalidad contra el Rojo continuará. Amorebieta jugó en Independiente durante 2017 y 2018, y días atrás anunció su retiro de la actividad.

Sin embargo, este no es el único conflicto económico que deberá enfrentar el club de Avellaneda. Es que, previo al último fin de semana, la FIFA también falló a favor de otro ex futbolistas. Se trata del chileno Francisco Silva, por quien Independiente deberá afrontar una deuda de poco mas de 950 mil dólares. Según le confirma a LA NACION el abogado brasileño Eduardo Carlezzo, que representó al futbolista en la demanda, este monto deberá saldado dentro de los 45 días posteriores a la decisión tomada por el Tribunal Arbitral del Deporte. En caso de que Independiente no pague el monto dentro de este plazo, también se le prohibirá contratar jugadores.

También aparecieron más fallos de la máxima entidad del fútbol mundial en contra de Independiente. Torino de Italia, reclama 1.800.000 dólares por el defensor uruguayo Gastón Silva que también deberán ser saldados en los próximos días. Con el futbolista, que hoy se desempeña en Huesca de España, la dirigencia del Rojo atravesó un conflicto que derivó en un ida y vuelta de mensajes, y con el que también existe un pasivo. Desde el entorno del futbolista se acusó a la comisión directiva de Independiente de "extorsión" y "terrorismo de mercado" por una demanda de 8 millones de dólares en contra del jugador. A los pocos días, desde el club manifestaron que el Independiente sólo ejercía sus derechos en resguardo del patrimonio de la institución. Lo cierto es que el zaguero, además reclamó 940 mil dólares en concepto de deuda salarial, más la indemnización por despido. En primera instancia, se falló en contra de Independiente, pero el club apeló al dictamen por el que todavía no hay una determinación definitiva.

Defensor Sporting es otro de los clubes que demandó a Independiente. Otro fallo en FIFA contra el Rey de Copas establece que los de Avellaneda tienen 30 días para pagar 1.565.000 dólares al equipo de Montevideo por el volante Carlos Benavidez, más el 5% de interés anual, sino sumará otra prohibición para incorporar. Por último, el problema con América de México por Silvio Romero y Cecilio Domínguez continúa. La sentencia de FIFA manifiesta que Independiente deberá saldar una deuda de 1.700.000 dólares por el capitán y por el jugador paraguayo, que ya abandonó el club.

Si Independiente levanta la deuda con Fernando Amorebieta, va a poder incorporar en este mercado. La sanción de las otras deudas corren a partir del próximo período de incorporaciones, pero esto lejos está de ser un respiro para el club. El oscuro presente del club que preside Hugo Moyano deja en claro que, a fin de año, los socios podrían darle la espalda. Y las deudas mencionadas son tan sólo una parte de lo que Independiente deberá solucionar. Otro dato que muestra la complejidad del panorama: los actuales dirigentes aprobaron el balance que al 30 de junio de 2020 arrojó un pasivo de 2.807.225.579 pesos, lo que indica que la deuda creció un 70 por ciento respecto del período 2019/20.

La última alegría: la Sudamericana 2017

El futuro también se presenta sombrío en el Rojo. En el horizonte aparecen deudas con clubes como River por parte del pase de Alexander Barboza; con Boca, por el pase de Pablo Pérez; y con Vélez, por Lucas Romero, entre otros. Faltantes de pago, pero que aún no cuentan con juicios. Ni que hablar de compromisos de pago inmediatos, de juicios por salarios y también de los diferentes reclamos por pedido de libertad de acción por falta de pago. Y lo que le faltaba: deudas con jugadores que pasaron por el club en otras gestiones.

Rojo, de Boca. Lo que contó de su charla con Riquelme y el interés de River

La crisis es deportiva, también. Han pasado casi 19 años desde el último título local (Apertura 2002), aunque la obtención de la Copa Sudamericana 2017 maquilló los últimos tiempos. Está claro que la situación compleja de Independiente desde lo económico no es de hoy, pero lo sucedido en los últimos años con las decisiones tomadas por la comisión directiva que lideró Hugo Moyano, acompañado por su hijo Pablo, podrían cambiar la visión política del club en diciembre de este año. Quienes tendrán esa potestad serán los socios que, junto con otras agrupaciones opositoras, ya se manifestaron en contra de lo hecho por esta gestión.