Independiente - Argentinos: el Rojo buscó y quiso más en Avellaneda, pero no pudo con el Bicho

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Silvio Romero intenta, pero no progresará; Independiente y Argentinos Juniors empataron sin goles por el Torneo 2021 de Primera.
Independiente Oficial

Pocas cosas más difíciles que conjugar las pretensiones con los resultados. Independiente y Argentinos Juniors mostraron buenos propósitos para arrancar el campeonato con un triunfo, pero sus carencias de imaginación y potencia quedaron marcadas en el resultado: un 0 a 0 con sabor a poco.

Había anunciado Julio César Falcioni antes del estreno que la intención en esta nueva temporada era dar un paso al frente, proponer una imagen más atrevida, más allá de la falta de refuerzos y la presencia de muchos pibes de las inferiores en el plantel. Y en esa transición anda el Rojo.

La presión bien alta para incomodar la salida rival, muchos hombres con mentalidad y vocación ofensiva, y la defensa bien adelantada son signos innegables de la idea de cambio. Con esas armas, Independiente se las ingenió para solventar su inferioridad numérica en mitad de la cancha y dividir el dominio del partido. Una de las materias que en los 45 finales el Rojo demostró que todavía necesita aprobar para ser un equipo más solvente.

Los otros déficits, quizás más difíciles de resolver, están en la calidad de sus llegadas y en la precisión en la definición. El primer tiempo fue una muestra perfecta de sus virtudes y defectos. A través de distintas vías -la recuperación rápida, la movilidad de Roa, la capacidad de Silvio Romero para crear espacios, la gambeta de Velasco-, el Rojo creó varias situaciones favorables. A todas les faltó el toque exacto en el último pase o el remate que complicara de verdad al siempre atento Lucas Chaves.

Gabriel Milito -recibió un reconocimiento oficial del club que lo tiene como ídolo antes del encuentro- es dueño de una idea clara de fútbol. La diferencia entre los titulares habituales y el elenco alternativo que se presentó en Avellaneda no se nota en los mecanismos de juego: el cuidado de la pelota y la búsqueda constante de sociedades, ya sea para llegar al área de enfrente como para proteger la propia. Otra cosa es la jerarquía individual de unos y otros, que diluyó sus opciones cuando se trató de traducir la elaboración en peligro para el rival.

.
Independiente Oficial


. (Independiente Oficial/)

El guión se repitió como una fotocopia a la vuelta del vestuario. Durante un buen rato, el Rojo arrinconó a Argentinos contra su arco, pero apenas sumó un disparo alto de Palacios desde la medialuna que Chaves desvió al córner sin despeinarse.

Del otro lado, el ingreso de Carabajal mejoró al Bicho. Mejoró el visitante en el manejo de la pelota, Ovando fue más incisivo que Reniero, pero tampoco hubo lucidez para darle sentido a la puntada final.

.
Independiente Oficial


. (Independiente Oficial/)

La atajada de Chaves ante un remate de Márquez a los 45 y el cabezazo de Herrera por arriba del travesaño a los 48 acabaron por resumir la noche. A Argentinos le conformó el 0-0. Independiente aprendió que todavía le queda un largo camino para ser el equipo que pretende. Porque querer no siempre es poder

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.