La increíble definición de la MLS: un penal atajado, anulado por el VAR, una expulsión, un cambio mal hecho y un héroe argentino

LA NACION
·2  min de lectura

Resulta increíble que en una definición por penales puedan encadenarse tantas situaciones, al menos, curiosas. Un penal atajado, anulado por el Var, la expulsión del arquero, un cambio que no permite el reglamento y que un jugador de campo sea el héroe de una clasificación a las semifinales de la Conferencia Este de la competencia. Todo eso sucedió en un puñado de minutos en la MLS, en la definición por penales entre Orlando City y New York City.

El partido terminó como una simple anécdota, ya que el resultado fue un empate 1-1 y la definición a las semifinales de la competencia debía resolverse desde los doce pasos. Era emocionante, ya que no se sacaban ventaja porque tras la primera serie seguían empatando 5 a 5. Pero llegó un momento clave en esta historia: Pedro Gallese, el arquero peruano de Orlando, se enfrentó a Valentín Castellanos y comenzó show.

Gallese contuvo el disparo del delantero argentino y fue todo festejo, pero el árbitro del partido Allen Champ fue advertido por el Var y frenó la celebración. Revisaron la ejecución y advirtieron que Gallese se había adelantado antes de que Castellanos impacte la pelota y por eso anularon la acción y el juez le mostró la segunda tarjeta amarilla al arquero que lo miraba sin poder creerlo y se quedaba desconsolado por la expulsión.

Ese momento fue de tal confusión que Chapman quedó expuesto todavía un poco más. El árbitro no reparó que no está permitido hacer un cambio en medio de la tanda de penales, por eso fue llamado nuevamente por el Var para que dé marcha atrás en el ingreso del arquero suplente de Orlando, Brian Rowe, que ya estaba preparado para la nueva ejecución de Castellanos.

Ante este escenario es que se tuvo que ponerse los guantes el defensor argentino Rodrigo Schlegel, que se convirtió en el héroe de la definición. El ex Racing había ingresado a los diez minutos del tiempo suplementario, y cuando le tocó ir al arco demostró instinto para el puesto, ya que le atajó el disparo a Thorarinsson.

"Con Pedro Gallese tengo una confianza muy grande, es un compañero con el cual hice una gran relación este año y eso ayudó mucho. Me dijo que estuviera tranquilo y tuviera confianza en mí. Así que estoy muy agradecido con él", dijo Schlegel, tras la clasificación.

Ahora, Orlando se enfrentará con el ganador del cruce entre Philadelphia Union y New England Revolution.