Increíble: el portero que pasó de héroe a villano en tan solo 40 segundos

LA NACION
·2  min de lectura

Un increíble final de partido se dio en el fútbol español. Pero no en ese que se ve por televisión todos los fines de semana, esta vez pasó en un encuentro de la tercera fecha de la Primera Regional en Castellón, España. El protagonista del duelo que disputaron Vinarós CF frente a Peñíscola, se llama Carlos Aguayo, es arquero del equipo local y este domingo pasó de la euforia a la desazón en tan solo 40 segundos.

Cuando se jugaban 50 minutos del segundo tiempo el local, Vinaros, caía por 1-0 frente a Peñiscola con un gol marcado por Marcos Cano. Cuando todo parecía definirse, el conjunto dueño de casa buscaba el empate de cualquier manera, y por eso en una de las últimas chances que tuvo pudo llegar a la igualdad: luego de varios centros al área en busca de algún cabezazo salvador, la pelota le quedó en la medialuna del área al arquero de Vinarós, Carlos Aguayo, que la acomodó y, sin pensarlo remató al arco para establecer el 1 a 1.

El video completo de la jugada

Todo era alegría, locura y emoción entre los jugadores del local, el poco público presente y también los periodistas partidarios que relataban el partido. Pero en cuestión de segundos todo se desmoronó para Aguayo, que pasó de la gloria a la desgracia. Cuando Peñiscola sacó del medio, el festejo de quien hasta ese momento era el héroe se derrumbó: Un increíble remate desde la media cancha de un futbolista de Peñiscola sorprendió al arquero y estableció el 2 a 1, el resultado final. Y Aguayo conoció en menos de un minuto las dos caras del fútbol.