Incendios forestales en Australia: La crisis histórica que costará miles de millones

Australia arde desde septiembre debido a que más de 19,8 millones de acres de arbustos, bosques y parques se incendiaron en medio de una larga y profunda sequía.

Si bien el clima del país mejoró esta semana, las autoridades han advertido que se espera que regrese el tiempo peligroso.

Según los datos de los satélites de la NASA durante los últimos siete días, en el siguiente mapa se muestra la extensión de los incendios por todo el país, a la vez que se compara con la masa terrestre de Estados Unidos:

Los incendios forestales en Australia costarán miles de millones. (Gráfico: David Foster/Yahoo Finanzas)
Los incendios forestales en Australia costarán miles de millones. (Gráfico: David Foster/Yahoo Finanzas)

La “temporada de incendios” en Australia comenzó en los estados de Queensland y Nueva Gales del Sur en septiembre del año pasado, alimentada por una larga sequía. Hasta el momento, al menos 25 personas han muerto en los incendios y la Fuerza Policial de Nueva Gales del Sur ha emprendido acciones legales contra 183 personas por delitos relacionados con los mismos. Las autoridades han acusado a 24 personas de supuestamente causar los fuegos de manera intencional.

Mil millones en pérdidas para Australia

No importa lo que suceda a partir de ahora, se espera que la economía australiana sufra el fuerte impacto de los incendios, lo que se traduce en una reducción del PIB en miles de millones, aseguraron algunos economistas a Yahoo Finanzas.

“El impacto de los incendios forestales reducirá el PIB australiano durante 2019-2020 entre 2,1 mil millones y 4,3 mil millones de dólares”, le reveló a Yahoo Finanzas Terry Rawnsley, director de economía y análisis social en SGS Economics and Planning. “Se trata del resultado de la reducción del gasto del consumidor, la pérdida de la producción agrícola, la disminución de los días laborales ya que las personas no pueden llegar a su lugar de trabajo y el aumento de las bajas por enfermedad debido a la neblina de humo que aún afecta a Sídney, Melbourne y Canberra”.

Un residente de la pequeña ciudad de Mogo en la costa sur de Nueva Gales del Sur sobrevivió a un devastador incendio forestal sumergiéndose en una presa durante una hora mientras los incendios se extendían a su alrededor, el 31 de diciembre de 2019. (Foto: James Brickwood/The Sydney Morning Herald vía Getty Images)
Un residente de la pequeña ciudad de Mogo en la costa sur de Nueva Gales del Sur sobrevivió a un devastador incendio forestal sumergiéndose en una presa durante una hora mientras los incendios se extendían a su alrededor, el 31 de diciembre de 2019. (Foto: James Brickwood/The Sydney Morning Herald vía Getty Images)

Las estimaciones de Rawnsley sugieren que el impacto negativo en el crecimiento del PIB de Australia oscilará entre 0,1 y 0,25 puntos porcentuales.

Shane Oliver, jefe de estrategia de inversión en AMP Capital, espera un impacto mayor: “Nuestra estimación del caso base es que reducirá alrededor del 0,4 % del PIB australiano en los trimestres de diciembre y marzo debido a la interrupción de la actividad agrícola y económica en general en las áreas afectadas, el turismo y el gasto del consumidor como resultado de una menor confianza”.

Los economistas esperan un alivio y repunte para la segunda mitad del año

Andrew Ticehurst, economista senior y estratega de índices en Nomura Australia, estuvo de acuerdo en que el impacto de los incendios forestales en el PIB generará un resultado neto negativo: “A corto plazo, es lógico pensar en la afectación de la actividad, sobre todo teniendo en cuenta que el país aún está ardiendo y el cielo está lleno de humo, incluso en Sídney”.

Agregó que determinados sectores de la industria agrícola de Australia podrían experimentar una “modesta presión alcista” en medio de una inflación debido al aumento de los precios de los productos lácteos y los alimentos, así como a un incremento en las primas de seguros.

Al mismo tiempo, Ticehurst señaló que la disminución que se prevé en el PIB probablemente se complementará con la “sustitución de activos perdidos”. Por ejemplo, espera que los gobiernos nacionales y estatales aumenten los gastos para abordar los daños causados por los incendios forestales. “A largo plazo, se producirá un aumento en la construcción de viviendas y el gasto en infraestructuras, a medida que se lleva a cabo la reconstrucción”, agregó.

Un bombero del Servicio de Bomberos Rurales (RFS, por sus siglas en inglés) realiza una limpieza cerca de la ciudad de Sussex Inlet, el 31 de diciembre de 2019 en Sídney, Australia. (Foto: Sam Mooy/Getty Images)
Un bombero del Servicio de Bomberos Rurales (RFS, por sus siglas en inglés) realiza una limpieza cerca de la ciudad de Sussex Inlet, el 31 de diciembre de 2019 en Sídney, Australia. (Foto: Sam Mooy/Getty Images)

Rawnsley estuvo de acuerdo y agregó que los esfuerzos de reconstrucción generarán un “impacto positivo” en el PIB en 2020-2021. Oliver también señaló que esto “suma más estímulos monetarios y fiscales en Australia”.

A una escala más amplia, dado el tamaño y la magnitud de la destrucción causada por los incendios, los economistas también esperan que se produzca una mayor presión sobre el gobierno para abordar el cambio climático en Australia.

“Es probable que el cambio climático se convierta en un problema aún mayor en la mente del votante promedio, y esto podría influir en las probabilidades de aprobar futuros proyectos de energías renovables versus carbón”, dijo Ticehurst.

Aarthi Swaminathan

Notas relacionadas

FOTOS | 10 imágenes impactantes de los incendios en Australia

El giro en su vida por los incendios en Australia: de cazar animales a rescatar koalas

Qué leer a continuación