Las incógnitas de Bale

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Madrid, 27 jun (EFE).- País de Gales despertó de forma abrupta del sueño de repetir las semifinales de la Eurocopa con una goleada de Dinamarca en el Johan Cruyff Arena de Amsterdam y su gran líder, Gareth Bale, dejó en el aire una nueva incógnita.

El jugador del Real Madrid, que esta campaña ha estado cedido en el Tottenham, rechazó contestar tras el partido si había sido su último partido con los 'dragones rojos' y abandonó el micrófono como un rayo.

Bale es el capitán, el faro, la referencia ineludible de esta edad dorada de la selección de País de Gales. Es, junto a Aaron Ramsey, el factor diferencial de un equipo que ha vuelto a querer ser protagonista pero que cedió ante el fulgor de Dinamarca.

El 'expreso de Cardiff' no brilló en Amsterdam, como todo el equipo. Aunque comenzó de forma esperanzadora el encuentro de octavos de final, el cuadro danés poco a poco se hizo con el control y los goles de Kasper Dolberg hicieron el resto.

En el ambiente se respiraba la posibilidad de que pudiera ser su último encuentro. A Bale, decepcionado por la eliminación, no le gustó que de nuevo se le peguntara por su futuro con la selección y abandonó sin contestar la zona de la entrevista.

El '11' galés cumplirá 32 años el próximo 16 de julio. En el fútbol moderno aún es joven y su calidad es indudable. La selección es su 'jardín', donde más disfruta. En el horizonte próximo aparece de nuevo la fase de clasificación para el Mundial de Catar 2022.

Es, indudablemente, un sueño para País de Gales, y, cómo no, para Bale, acceder a la cita universal tras acceder a dos Eurocopas consecutivas. Pero no hubo respuesta a si va a seguir liderando a su equipo nacional.

Gales seguirá jugándose sus opciones el 5 de septiembre en Minsk ante Bielorrusia y el 8 en Cardiff ante Estonia. Abrió la fase clasificatoria con una derrota ante Bélgica (3-1) y una victoria sobre República Checa (1-0).

Hasta entonces, si no se manifiesta antes, se abre una nueva incógnita en el futuro inmediato de Bale, que teóricamente debe volver al Real Madrid tras su temporada de cesión en el Tottenham.

La vuelta de Carlo Ancelotti puede reabrirle las puertas de la 'Casa Blanca', pero el Real Madrid tiene más de una treintena de futbolistas y debe encontrar salida a una decena de ellos. Se avecinan semanas de mucho trabajo y de incertidumbre para jugadores como Bale.

Horas después de la eliminación, el zurdo de Cardiff y sus compañeros digieren el adiós a un torneo en el que quedó claro que, aunque el bloque es determinante, si no aparece la sociedad Bale-Ramsey el equipo lo acusa, pero también que un ramillete de jóvenes ha dado el paso para que Gales mantenga el nivel.

El guardameta Danny Ward se ha confirmado como el '1' con buenas actuaciones, Joe Rodon ha liderado con sobriedad el centro de la zaga; Joe Morrell ha ejercido como mediocentro defensivo de garantías; y el lateral Connor Roberts ha expuesto su eficacia atrás y su peligrosidad en las salidas.

También esta Eurocopa puede aportar réditos de experiencia a otros jóvenes como Ethan Ampadu, Neco Williams, Harry Wilson, David Brooks o Tyler Roberts, con lo que el fútbol galés puede ver el futuro con cierto optimismo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.