"Es imposible": residentes de Tokio están preocupados por la celebración de los Juegos Olímpicos

Irene Wang
·2  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO. Una mujer utilizando mascarilla toma una fotografía a os anillos olímpicos frente al Estadio Nacional de Tokio, Japón

Por Irene Wang

TOKIO, 8 ene (Reuters) - Tokio despertó el viernes en su segundo estado de emergencia, situación que llevó a muchas personas a creer que será difícil, si no imposible, celebrar los Juegos Olímpicos de manera segura.

El gobierno japonés y el Comité Olímpico Internacional (COI) decidieron en marzo posponer los Juegos Olímpicos un año debido a la pandemia del coronavirus. El principal evento deportivo mundial debería comenzar en menos de 200 días, extendiéndose desde el 23 de julio al 8 de agosto.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, reiteró el jueves su intención de celebrar los Juegos.

Sin embargo, una encuesta realizada en diciembre por la emisora ​​pública NHK mostró que un tercio de los japoneses no quiere que se celebren los Juegos por temor a que una afluencia de llegadas extranjeras pueda causar un aumento adicional en los casos de COVID-19. En el mismo sondeo, el 31% abogó por otro retraso, mientras que solo el 27% dijo que los Juegos deberían seguir adelante según lo programado.

"Creo que es difícil. Es imposible celebrar los Juegos Olímpicos", dijo Tatsuhiko Akamasu, de 75 años, quien estaba de visita en Tokio el viernes desde la cercana Saitama. "Sólo faltan dos meses y medio para el relevo de la antorcha. No creo que podamos controlar el virus durante este período".

"Creo que es más probable que no celebremos los Juegos Olímpicos y preferiría que el gobierno tome la decisión de cancelarlos en algún momento", dijo Hisashi Miyabe, de 74 años.

Se espera que más de 15.000 atletas de todo el mundo lleguen a Tokio para los Juegos, lo que genera preocupaciones de que puedan traer nuevas mutaciones del virus a Japón.

"Creo que la interacción entre las personas provocará una mayor propagación del coronavirus, y es más probable que el virus mute si el número de infecciones aumenta. Creo que da un poco de miedo", dijo Yuki Furusho, estudiante de 23 años.

(Escrito por Jack Tarrant; editado en español por Carlos Serrano)