Impacto. Rafel Nadal perdió en polvo de ladrillo y quedó eliminado en Montecarlo

·3  min de lectura
Rafael Nadal fue derrotado por Andrey Rubley en los cuartos de final de Montecarlo, donde el español procuraba su 12ª corona.
Jean-Francois Badias

No pasa seguido, y por eso, cuando sucede, genera impacto. El español Rafael Nadal, número 3 del ranking mundial mundial y el mejor jugador de la historia sobre polvo de ladrillo, perdió en su superficie preferida, allí donde es casi imbatible. Ocurrió en el Masters 1000 de Montecarlo, en los cuartos de final. Un torneo que ya había resignado al Nº 1, el serbio Novak Djokovic (eliminado por el inglés Daniel Evans), y al Nº 2, el ruso Daniil Medvedev, afectado por Covid-19. Claro que la derrota del mallorquín es de un peso superior a todo lo otro.

Por supuesto, su verdugo no fue precisamente un improvisado. El ruso Andrey Rublev, uno de los valores en constante ascenso y actualmente 8º del mundo, frenó la carrera de Nadal hacia su 12º título en el Principado. Con una soberbia actuación, se impuso por 6-2, 4-6 y 6-2. El ruso arrancó 2-0, con quiebre, luego Nadal emparejó y parecía encaminarse a otro de sus clásicos trámites en canchas lentas. Pero Rublev se focalizó en su plan de tomar la iniciativa, algo sumamente complejo ante Rafa, y así forjó su supremacía en ese set inicial y, sobre todo, en el tercero. Asimismo, Nadal tuvo muchos problemas con su servicio (cometió 7 dobles faltas), lo que de alguna manera lo sacó del eje en varios pasajes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Para Nadal debe de ser increíblemente difícil jugar con esta presión de tener que ganar siempre. Estoy impactado por el nivel al que él puede jugar a pesar de esa presión. Es mucho más fácil jugar cuando no tienes nada que perder”, comentó Rublev, que se llevó en 38 minutos el primer set y se puso 4-2 en el segundo, cuando Nadal mostró su capacidad de reacción y forzó la lucha a un tercer set. Pero el ruso no le dio respiro, se puso 5-1 y selló una victoria inolvidable.

Fue la primera victoria de Rublev, de 23 años, sobre Nadal, de 34, que le había ganado los dos duelos previos: en 2017 (6-1, 6-2 y 6-2), por el US Open, y en 2020 (6-3 y 6-4), por el ATP Finals. El de este viernes fue el primer cruce en polvo de ladrillo.

Billie Jean King Cup: Podoroska perdió y una debutante dio el gran golpe

Nadal, que antes del torneo dijo no sentirse en plenitud dada la falta de ritmo (en rigor, suele tener expresiones similares antes de muchos certámenes y luego termina ganando de manera contundente), cerró así con mal sabor este primer campeonato de su temporada en polvo. Aunque su gran objetivo siempre será Roland Garros (30 mayo al 13 junio), en el que ya cuenta con 13 títulos. El jugador mallorquín no participaba en ningún torneo desde su eliminación en febrero en los cuartos de final del Abierto de Australia.

Fórmula 1: la accidentada jornada y el dominio de Mercedes en Imola

Este sábado, en las semifinales, Rublev se medirá con el noruego Casper Ruud (27º), que eliminó al último campeón del torneo de Montecarlo, el italiano Fabio Fognini (18º) por 6-4 y 6-3. El jugador ruso ya protagonizó una semifinal de Masters 1000 a principios de este mes, en Miami y sobre cemento, pero cayó ante la revelación, el polaco Hubert Hurkacz.

Un día después de eliminar a Djokovic, Evans no bajó la guardia, a pesar de afrontar algunas dificultades. Derrotó por 5-7, 6-3, 6-4 al belga y 11er preclasificado David Goffin para avanzar a las semifinales. Y este sábado chocará contra el griego Stefanos Tsitsipas (4º), que el año pasado llegó a las semifinales del Abierto de Francia. El griego se imponía en cuartos por 7-5 a Alejandro Davidovich Fokina cuando el español se retiró por una lesión muscular.