Impacto en la NBA: cómo entender el pase de Harden a Brooklyn Nets dentro de un múltiple intercambio de estrellas

LA NACION
·3  min de lectura
Bienvenida Brooklyn a James Harden
Fuente: Archivo - Crédito: https://twitter.com/BrooklynNets

El impacto en la NBA es fuerte. Se sacuden los equilibrios de la competencia: un movimiento a cuatro bandas modifica estructuras y que supone nuevas dinastías. Houston Rockets y Brooklyn Nets como principales actores, más Indiana Pacers y Cleveland Cavaliers, montaron un espectáculo de traspasos que dejó a varios con la boca abierta. Y cuando aparecen los nombres que entraron en la operación se multiplica el espectáculo: James Harden, Victor Oladipo, Jarrett Allen y Caris LeVert.

Covid-19: los eventos deportivos que vuelven a analizar la suspensión por el rebrote de la pandemia

Era casi inevitable que una parte de esta operación múltiple sucediera. La situación entre James Harden y Houston Rockets ya era insostenible, por lo tanto su salida estaba casi al caer. Ahora bien, el destino fue lo que rompió los moldes, porque los Nets se quedaron con Harden y la segunda ronda de 2024 de los Cavaliers. Pero lo que hicieron los Nets en realidad fue sumar una estrella a su pareja de ases: Kevin Durant y Kyrie Irving. Un Big Three para para Conferencia Este que se perfila como el competidor más directo al poder que desplegaron Los Angeles Lakers con LeBron James, Anthony Davis y Marc Gasol, en el Oeste.

Ahora bien, los Rockets también recibieron una estrella, Victor Oladipo, y dos jugadores de rol como Dante Exum y Rodions Kurucs, además de tres primeras rondas no protegidas de los Nets (2022, 2024 y 2026), el derecho a intercambiar cuatro primeras rondas (sin protección también) con Brooklyn (2021, 2023, 2025, 2027) y la primera ronda de los Bucks en 2022. Además, Houston, con la salida de Harden, dejará de pagar impuesto de lujo por estar excedido en su presupuesto y con la posibilidad de renegociar con Oladipo, que será agente libre tras la finalización de la temporada.

Nadie contaba con la aparición de los Pacers en todo este escenario. Hay una lectura extraña sobre lo que ganó con el desembarco de Caris LeVert, el jugador con menos condición de estrella que entró en los intercambios. El año pasado tuvo una lesión muy seria que lo tuvo mucho tiempo afuera. Pero es joven, buen defensor y un anotador consistente. Llegó a un equipo bien armado y que podría encaja perfecto en la formación con Brogdon, LeVert, TJ Warren (explotó en la burbuja como gran figura), Sabonis y Myles Turner.

Otro de lo que entró en el mapa fue Cleveland, que se quedó con un jugador con un potencial enorme como, Jarrett Allen. Fue extraño que los Nets se desprendieran de una pieza fuerte en el juego interior defensivamente y dejaran todo depositado en el aporte de DeAndre Jordan. Por eso los Cavaliers aprovecharon este traspaso para apoyar una formación joven con Darius Garland y Colin Sexton. Con Allen se multiplica la potencia interna de Cleveland que ya cuenta con jugadores como Drummond, McGee, Love y Larry Nance. Y en todo este movimiento también consiguieron quedarse con Taurean Prince, que puede aportar mucho en el juego exterior y le aporta centímetros en el aspecto defensivo.