Impacto. ¿Ir a los Juegos Olímpicos o lactancia? El dilema de madres atletas y una petición especial en medio de las restricciones

·6  min de lectura
Aliphine Tuliamuk con la pequeña Zoe, de 4 meses
Twitter @mamaZoeCherotch

Aliphine Tuliamuk mide su vida en acciones que rara vez superan las tres horas. Ganó el maratón en las pruebas olímpicas de Estados Unidos 2020 en poco más de dos horas y 27 minutos. Estructuró sus días de entrenamiento de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio de este verano para poder amamantar a su hija de cuatro meses, Zoe, entre su carrera matutina, su masaje, su sesión de pesas y su carrera vespertina. Lo mejor que puede recordar es que nunca se ha separado de Zoe más de tres horas en ningún momento. Dejarla durante más de una semana para correr el maratón olímpico no es algo que Tuliamuk pueda concebir.

“Si voy a dar lo mejor de mí, ella tendrá que estar allí conmigo, y espero que lo esté”, dijo en una reciente entrevista en vídeo.

Aliphine Tuliamuk amamantando a Zoe
Twitter @mamaZoeCherotch


Aliphine Tuliamuk amamantando a Zoe (Twitter @mamaZoeCherotch/)

Pero a menos de 10 semanas de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos y a menos de 12 semanas del maratón femenino, que se celebrará el 7 de agosto en Sapporo (Japón), Tuliamuk, de 32 años, aún no sabe si se aprobará su petición de permitir que su prometido, Tim Gannon, y su bebé Zoe la acompañen a los Juegos de Verano, lo que requeriría una excepción a la prohibición japonesa de los espectadores extranjeros. No llegó a dar un ultimátum, pero espera desesperadamente que nunca sea necesario tomar una decisión tan dolorosa. “Todavía estoy amamantando a Zoe y no puedo imaginar que no esté conmigo”, dijo.

COA vs. Secretaría de Deportes: un duro comunicado y la respuesta de Arrondo

Cuando el COI y el comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio anunciaron en marzo la prohibición de la entrada de espectadores extranjeros -una concesión a la pandemia mundial de coronavirus que sigue extendiéndose por algunas partes del mundo, incluido Japón, y que podría amenazar la viabilidad de los Juegos-, una pregunta inmediata fue si la prohibición se aplicaba a los hijos pequeños de las mujeres olímpicas. Al menos hasta ahora, la respuesta es sí.

Aliphine Tuliamuk en tiempos de embarazo
Twitter @mamaZoeCherotch


Aliphine Tuliamuk en tiempos de embarazo (Twitter @mamaZoeCherotch/)

Puede que Tuliamuk tenga el hijo más joven de todas las olímpicas estadounidenses. Ella y Gannon habían planeado formar una familia después de los Juegos de Tokio 2020, y decidieron adelantar los plazos cuando se decidió posponer los Juegos Olímpicos hasta 2021, y Tuliamuk dio a luz a Zoe en enero. Pero no es la única.

La superestrella del tenis Serena Williams tiene una hija de tres años y sugirió a principios de este mes que no acudiría a los Juegos Olímpicos de Tokio si se veía obligada a dejar a la niña. “No he pasado ni 24 horas sin ella, así que eso mismo responde a la pregunta”, dijo Williams a los periodistas antes del Abierto de Italia. “Somos las mejores amigas”.

La estrella del fútbol Alex Morgan tiene una hija, Charlie, que cumplió un año a principios de este mes, y ha dicho que no sabe qué haría si a Charlie no se le permite unirse a ella en Japón. “Todavía tengo muchas esperanzas de tener a mi hija conmigo”, dijo Morgan a los periodistas durante una conferencia telefónica. “Es importante permitir a las madres la opción de tener a sus hijos con ellas cuando compiten. Si un niño tiene menos de uno o dos años, puede que todavía esté amamantando, así que eso es algo muy importante”.

Allyson Felix y su pareja, con la pequeña Camryn
Twitter @allysonfelix


Allyson Felix y su pareja, con la pequeña Camryn (Twitter @allysonfelix/)

La estrella del atletismo Allyson Felix, nueve veces medallista olímpica, compite para entrar en su quinto equipo olímpico como velocista, pero el primero desde que dio a luz a su hija Camryn en noviembre de 2018. “La fuerza motriz” para esta búsqueda, dijo a los periodistas el mes pasado, “ha sido esta idea de que Cammy estaría allí. Y me imagino viéndola en la pista y todo eso. Pero, obviamente, nadie sabía que vendría una pandemia”.

Aunque Felix dijo que le encantaría tener a su hija con ella si llega a Tokio, habría que dar prioridad a las madres con bebés. “Yo sería más sensible con las madres que están amamantando”, dijo. “Sé que en mi caso, cuando competí y Cammy tenía menos de un año, necesitas estar cerca de tu hijo”.

Cómo era antes y cómo será ahora

En los Juegos Olímpicos anteriores no solía ser un problema para las atletas llevar a sus hijos y a sus parejas. Normalmente viajaban juntos y se alojaban fuera de la Villa Olímpica, o la atleta se quedaba en la villa y organizaba las visitas en función de su horario de entrenamiento y competición. Pero este año, debido a los temores de que el virus convierta los Juegos en un evento de “supercontagio”, los organizadores están ejerciendo un estricto control sobre quiénes podrán asistir, limitando a los países a aproximadamente el mismo número de credenciales para el personal de apoyo -principalmente funcionarios, entrenadores y personal médico- que el número de atletas en la delegación. En el caso del equipo de Estados Unidos, serían unos 600. No se permite la asistencia de otros visitantes extranjeros, incluidos los familiares.

Serena Williams enseña a su hija Olympia: inseparables
Serena Williams enseña a su hija Olympia: inseparables


Serena Williams enseña a su hija Olympia: inseparables

El gobierno de Japón también prohíbe actualmente los visitantes de 159 países, incluido Estados Unidos, a menos que se den “circunstancias excepcionales especiales”, una designación que incluye a los miembros acreditados de las delegaciones olímpicas oficiales.

Un influencer logró lo que el estado no: un vuelo para 50 deportistas

En un comunicado emitido por su oficina de medios de comunicación, el COI dijo que las solicitudes para llevar niños tendrán que ser resueltas por los comités olímpicos de cada país.

“Tal y como han manifestado las partes japonesas en su conclusión de no permitir la entrada en Japón a los espectadores extranjeros para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, basándose en la situación actual de la pandemia, es muy poco probable que se garantice la entrada en Japón este verano a personas no acreditadas procedentes del extranjero”, dice el comunicado. “Los Comités Olímpicos Nacionales (CON) son responsables de la composición de sus delegaciones en el momento de los Juegos y el COI es consciente de que un pequeño número de ellos ha estado atendiendo las solicitudes de los atletas para traer a sus hijos caso por caso”.

Allyson Felix junto con Camryn, su debilidad
Twitter @allysonfelix


Allyson Felix junto con Camryn, su debilidad (Twitter @allysonfelix/)

Eso significaría que el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos se vería esencialmente obligado a dejar a otra persona fuera de su ya escasa lista de credenciales por cada hijo o pareja de hecho añadido.

Jon Mason, director senior de comunicaciones del USOPC, dijo que las solicitudes como la de Tuliamuk se tratarían caso por caso, y que la organización seguiría trabajando con los órganos de gobierno nacionales (en este caso, USA Track and Field), el comité organizador de Tokio 2020 y el gobierno japonés “para encontrar una solución”. Susan Hazzard, directora general de comunicaciones de la USATF, no devolvió un mensaje de correo electrónico. “La salud de los anfitriones japoneses es nuestra máxima preocupación, también”, dijo Mason. “Somos socios en eso”.

Allyson Felix en pleno entrenamiento y acompañada por su pequeña hija
Twitter @allysonfelix


Allyson Felix en pleno entrenamiento y acompañada por su pequeña hija (Twitter @allysonfelix/)

En caso de que se apruebe su viaje a Japón, incluso la pequeña Zoe estaría sujeta al estricto régimen de pruebas de coronavirus que se aplicará antes y durante los Juegos Olímpicos; con una prueba negativa requerida antes de embarcar en su vuelo, otra al llegar a Japón y pruebas adicionales aproximadamente cada dos días mientras esté en el país, así como límites de movimiento durante su estancia. Pero Tuliamuk estaría más que dispuesta a seguir esas reglas para tener a Zoe en Tokio.

“Estoy agradecida de saber que todo el mundo está trabajando muy duro para ayudar a que esto funcione”, dijo Tuliamuk. “No estoy preparada para dejarla atrás”.