Fallece un boxeador de 18 años tras el KO que sufrió en el Mundial Juvenil

·2  min de lectura
fotografiapiekna.pl
fotografiapiekna.pl

La noticia es todo un impacto. Rashed Al-Swaisat, boxeador de 18 años, falleció después de estar 10 días ingresado por una lesión cerebral sufrida durante una pelea en el Campeonato del Mundo Juvenil que se estaba disputando en Kielce (Polonia) a principios de abril. El jordano, categoría de 81 kilos, cayó en el transcurso del tercer round de su combate con Anton Winogradow, tras recibir varios golpes.

Tras ser derribado por su oponente, fue atendido en el cuadrilátero y trasladado inmediatamente al Hospital Provincial Complex, donde le realizaron una intervención quirúrgica cerebral de urgencia. Pero después de estar diez días ingresado, falleció producto de esa lesión cerebral. 

La Asociación Internacional de Boxeo (AIBA)publicó un comunicado: “Con profunda tristeza que nos enteramos del fallecimiento de Rashed Al-Swaisat de Jordania, quien había sido ingresado en el hospital el 16 de abril después de su pelea durante las YWCH de AIBA. Nuestros pensamientos están con su familia, amigos y compañeros de equipo, a quienes ofrecemos nuestras más sentidas condolencias”.

Rashed Al-Swaisat, de azul, cayó en el tercer round en el combate ante Anton Winogradow, en el Mundial Juvenil que se disputó en Polonia
Rashed Al-Swaisat, de azul, cayó en el tercer round en el combate ante Anton Winogradow, en el Mundial Juvenil que se disputó en Polonia

Además, el Comité Olímpico de Jordania (JOC), comunicó: “El Comité Olímpico de Jordania expresa su profunda tristeza y dolor por la muerte del boxeador de la selección nacional, Rashed Al-Swaisat, quien falleció en la noche del lunes”.

Anna Mazur-Kałuża, portavoz del hospital, que se encargaba de dar los partes sobre el estado delicado de salud de Al Swaisat, además confirmó que la policía local estaba tratando de aclarar las circunstancias del incidente que causó su grave lesión. Mientras tanto, Kamil Tokarski, vocero de la jefatura de policía provincial en Kielce (Polonia), aseguró: “Los agentes de policía están planificando interrogatorios y la fiscalía también se ocupará del caso. Los materiales recolectados serán enviados a la oficina del fiscal para posiblemente tomar más acciones”.

Uno de los puntos de la investigación es determinar si la lesión cerebral ocurrió como consecuencia de la pelea o si ya la arrastraba algún tipo de patología previa. En ese escenario es que algunos medios locales consideran que el boxeador estonio, Anton Winogradow, no sería imputado ni juzgado, ya que entienden en la justicia que no hubo una conducta delictiva.

Vídeo | El talento boxeando de un niño nigeriano de 10 años se hace viral