Icardi entró por Neymar, la picó de penal y humilló al arquero

Ezequiel Marzana
·1  min de lectura

Mauro Icardi llegó desde el Inter para cubrir a Edinson Cavani, quien se había lesionado, y su rendimiento fue tan bueno que el Paris Saint-Germain dejó ir a su máximo goleador histórico por el nuevo modelo.

Sin embargo, para Mauricio Pochettino, el delantero argentino no es titular, su tridente de ataque es Kylian Mbappé, Neymar y Ángel Di María, pero ingresa en los segundos tiempos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hoy fue el caso e ingresó a los 81 minutos en el triunfo de visitante del PSG contra el Metz. Precisamente, entró por el astro brasileño.

Con el partido parcial 2-1, Paris Saint-Germain necesitaba definir el encuentro para ganar y seguir metiéndole presión al Lille, que tiene dos puntos menos pero con un encuentro menos.

 

Así le tocó el turno a Icardi, quien se hizo cargo de un penal a los 89 minutos y de la mejor: realizó un Panenka espectacular.

El arquero apenas se movió ya supo que estaba equivocado y nisiquiera llegó a tirarse a su lado derecho del todo.