Hungría, fuera, y España tendrá que esperar

Agencia EFE
·3  min de lectura

Redacción deportes, 27 mar (EFE).- Hungría, una de las anfitrionas del torneo, se despidió este sábado de sus opciones de estar en la siguiente fase del Europeo Sub-21 tras caer frente a una Rumanía (1-2), que lidera el Grupo A junto a Alemania, mientras que en el Grupo B todas las selecciones tienen opciones de clasificarse tras el empate a cero entre España e Italia.

HUNGRÍA – RUMANÍA (1-2)

El partido empezó caliente, con cinco amarillas en 25 minutos, sinónimo de lo que ocurriría al final de la primera mitad. El húngaro Adrian Szoke fue expulsado por doble amarilla, la segunda por un manotazo en la lucha por un balón aéreo. Rumanía se hizo con el control del partido, pero los anfitriones golpearon antes en un contragolpe que culminó Andras Csonka ya en el minuto 56.

El conjunto rumano siguió buscando su gol y lo encontró en las botas de Alexandru Matan. Quien se internó en el área dejando atrás a dos defensores y puso el balón en la escuadra en el m. 69. Él mismo fue el encargado de servirle el cuero a Alexandru Pascanu, defensa de la Ponferradina, para que culminase la remontada en el m.87.

Este resultado deja a Hungría sin posibilidades de pasar de ronda.

ALEMANIA – PAÍSES BAJOS (1-1)

Alemania logró rescatar un punto en los últimos minutos en el partido entre las, a priori, dos grandes favoritas a clasificarse a las eliminatorias por el título del Grupo A. Los neerlandeses sufrieron un varapalo por la lesión de rodilla de una de sus estrellas, Noa Lang, después de un choque con Koopmeiners, pero la suerte le sonrió minutos más tarde.

Finn Dahmen, portero alemán tuvo un error garrafal en el minuto 48 al, primero, controlar un balón y más tarde despejarlo en falso, que dejó a Justin Kluivert, hijo de Patrick, solo para hacer el 0-1. Holanda veía cerca los tres puntos, pero Lukas Nmecha firmó su segundo tanto del torneo en el m.84 aprovechando un pase de la muerte de Jonathan Burkardt, que entró dos minutos antes al terreno de juego.

ESLOVENIA – REPÚBLICA CHECA (1-1)

República Checa sufrió un ‘déjà vu’. Estuvo por detrás en el marcador y logró sacar un punto en los últimos minutos gracias a un tanto en propia puerta, mismo guión que en el debut frente a Italia.

Eslovenia, la otra anfitriona, veía cerca dar la sorpresa gracias al gol de Aljosa Matko a la media hora de partido. Resistieron e intentaron perder tiempo, pero les salió cruz. Nik Prelec, la figura de la selección, introdujo en su portería el balón en un centro a balón parado de Domink Janosek ya en el m.85. Desolado, fue sustituido en el añadido.

ESPAÑA – ITALIA (0-0)

Se enfrentaban las dos selecciones más laureadas de los Europeos sub-21 (cinco títulos cada una), pero el encuentro estuvo por debajo de lo esperado en cuanto a ocasiones y acciones de calidad. Tan solo una oportunidad de peligro en las botas de Frattesi que sacó Álvaro Fernández a córner en una gran estirada en el minuto 30.

Según pasaban los minutos, ambas selecciones intentaron exponerse lo menos posible, sobre todo un conjunto italiano al que el empate les hacía depender de sí mismos en la última jornada. La nota negativa del encuentro llegó en los últimos minutos con tres expulsiones. Scamacca y Rovella por parte de Italia y Óscar Mingueza en España.

(c) Agencia EFE