Hulk Hogan, de héroe en los 80 y 90 a villano en 2021

TresB
·4  min de lectura
Hulk Hogan en un evento de la WWE en Arabia Saudí en 2018. (Foto: Fayez Nureldine / AFP / Getty Images).
Hulk Hogan en un evento de la WWE en Arabia Saudí en 2018. (Foto: Fayez Nureldine / AFP / Getty Images).

Uno de los mayores mitos de la historia de la lucha libre estadounidense, Hulk Hogan, regresó el fin de semana del 10 y 11 de abril a WrestleMania, aunque no lo hizo para pelear. La WWE eligió a la leyenda del pressing catch para ejercer de anfitrión del evento junto al luchador y exjugador de fútbol americano Titus O'Neil.

Pese a que podría considerarse como un gran acontecimiento, la vuelta del 12 veces campeón del mundo a WrestleMania sirvió para comprobar que ha dejado de ser un ídolo para los fans de este espectáculo deportivo. Y es que al aparecer en el Raymond James Stadium de Tampa se llevó un tremendo abucheo por parte del público. La WWE se encargó de cambiar los pitos por aplausos en la señal televisiva, pero en los vídeos tomados en el interior del recinto se puede escuchar claramente lo que realmente ocurrió.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Fue en 2015 cuando se acabó el idilio entre Hulk Hogan y los aficionados a la lucha libre. Aquel año salieron a la luz unas cintas grabadas en 2007 en las que realizaba comentarios racistas

“Supongo que todos somos un poco racistas”, decía en el clip, además de lamentar que su hija mantuviera una relación con un hombre afroamericano, al que se refería despectivamente como “nigger”.

El vídeo no solo era polémico por sus comentarios, sino porque en él aparecía manteniendo relaciones sexuales con la esposa de su mejor amigo, el locutor de radio Todd Alen Clem. De hecho, se trataba de una de las pruebas del proceso judicial contra la web de cotilleos Gawker, a la que el propio Hogan había demandado por difundir estas imágenes en 2012.

Hulk Hogan durante el juicio contra Gawker. (Foto: John Pendygraft / Pool / Getty Images).
Hulk Hogan durante el juicio contra Gawker. (Foto: John Pendygraft / Pool / Getty Images).

Tras la publicación de las cintas la WWE lo despidió y lo expulsó del Hall of Fame. De nada sirvieron sus disculpas. “Yo no soy así. Creo firmemente que cada persona en el mundo es importante y no debería ser tratada de forma diferente en base a la raza, el género, la orientación, las creencias religiosas u otros factores. Estoy decepcionado conmigo mismo por usar un lenguaje que es ofensivo y que es inconsistente con mis propios valores”, declaró entonces.

Sin embargo, tres años después, la WWE volvió a contratarlo asegurando que se merecía una segunda oportunidad tras “haber pedido disculpas en numerosas ocasiones y ayudar a los jóvenes a aprender de sus errores”. Volvió al Salón de la Fama y firmó un nuevo contrato, pero no todos entendieron esta decisión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Su reincorporación causó bastante controversia y la compañía de Vince McMahon intentó exponerlo lo menos posible. De hecho, regresó en un evento celebrado Arabia Saudí, donde su fama seguía intacta y consiguió llenar el estadio. Poco a poco fue apareciendo en más espectáculos, también en Estados Unidos, pero ni aun así ha conseguido volver a ganarse al público, como ha quedado patente en la última edición de WrestleMania.

Hulk Hogan, cuyo nombre real es Terry Bollea, debutó en el pressing catch en 1977 y fue el principal artífice del auge de este deporte durante los años 80 y 90. Se proclamó 12 veces campeón del mundo, seis en la WWF y seis en la WCW, y también reinó por parejas junto a Edge en la WWE. Además, ganó el Royal Rumble en 1990 y 1991, convirtiéndose en el primer luchador en hacerlo de forma consecutiva.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En 2005 ingresó en el Hall of Fame de la WWE y este mismo 2021 lo hizo también uno de los grupos a los que perteneció, New World Order, en el que estaban igualmente Kevin Nash, Scott Hall y Sean Waltman.

Sin embargo, más que sus logros sobre el ring, se ganó al público sobre todo por su personalidad y su carisma. Su éxito le llevó incluso a triunfar también como actor participando en series y películas como ‘Rocky III’ y hasta grabó tres discos.

Hulk Hogan y Sylvester Stallone en ‘Rocky III’. (Foto: United Artists).
Hulk Hogan y Sylvester Stallone en ‘Rocky III’. (Foto: United Artists).

En el plano personal estuvo casado durante 24 años con Linda, con la que protagonizó el reality ‘Hogan Knows Best’. Firme defensor del Partido Republicano y de Donald Trump (al que le une una gran amistad), las polémicas lejos del ring durante su vida fueron habituales antes incluso de aquel incidente racista que le condenó definitivamente y le hizo perder el cariño de los fans.

Hulk Hogan y Donald Trump en una imagen de 1987. (Foto: Jeffrey Asher / Getty Images).
Hulk Hogan y Donald Trump en una imagen de 1987. (Foto: Jeffrey Asher / Getty Images).

Más historias que te pueden interesar: