Después de ¡ocho hoyos! de desempate, Harris English se quedó con su cuarto título en el PGA Tour

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Harris English levantó el trofeo cuando ya caía la noche; tras ocho hoyos de desempate, ganó el Travelers Championship sobre Kramer Hickok
Drew Hallowell

Fue una definición increíble. Tensa. Apasionante. Casi que se quedaban sin luz. Fue en Connecticut, en el torneo Travelers Championship de golf, válido para el PGA Tour. Harris English, de Estados Unidos completó un último recorrido de 65 golpes (-5), para totalizar 267 (-13). La misma cantidad que su compatriota Kramer Hickok (67). Nada hacía presagiar lo que vendría después. Tenían que jugar el desempate, claro. Con las presiones del caso. Pero no imaginaban que tendría una cuota de estrés adicional. Y el público, mucho menos...

Jon Rahm: el toro furioso que se llevó el US Open de arremetida y vivió su mayor día de gloria

Lo cierto que fue jugaron ocho hoyos de desempate. Sí: ocho. Casi media vuelta más, para totalizar, en todo el fin de semana, 80 hoyos, teniendo en cuenta los 72 que componen las cuatro vueltas de 18 cada una. ¿Es frecuente tener ocho hoyos de desempate? No, aunque ocurrió varias veces a lo largo de la historia en el PGA Tour.

Kramer Hickok, a la izquierda, saluda a Harris English después de ocho hoyos de tensión en el desempate
John Minchillo


Kramer Hickok, a la izquierda, saluda a Harris English después de ocho hoyos de tensión en el desempate (John Minchillo/)

Es el segundo registro: el récord, desde 1949, es de 11 hoyos adicionales. Y el que terminó festejando, para lograr su cuarto título profesional en el tour, fue English. Cuando todo parecía interminable.

El putt decisivo

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La definición fue dramática. Se fueron jugando paulatinamente los hoyos de desempate, repartidos entre los par 4 del 18 y del 17. Curiosamente, en los siete primeros capítulos de playoff, ambos hicieron el par. Jugaron muy meticulosamente, sin arriesgar en demasía, a pesar de lo cual sí pasaron por situaciones apremiantes. Pero llegaron a causar sonrisas en el público y hasta en ellos mismos. ¿Por qué? Porque cuando uno tenía un putt para ganar, lo erraba. Y en el momento de tener que embocar sí o sí para no perder, embocaba. Y así sucesivamente, sumaban hoyos adicionales.

Hasta que llegó el octavo hoyo. Fue en el 18. Ambos pusieron la pelota en el green con el segundo tiro. Ejecutó primero su putt Hickok, pero no pudo ser. Se tomó un tiro más e hizo nuevamente par. Y finalmente English, con un certero toque desde unos 5 metros, concretó el birdie del campeonato. Para celebrar en una definición muy particular.

Harris English golpea en el tee del hoyo 3, durante el Travelers Championship
John Minchillo


Harris English golpea en el tee del hoyo 3, durante el Travelers Championship (John Minchillo/)

Historial de desempates más largos

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Como había ocurrido en enero con el Sentry Tournament of Champions (donde derrotó a Joaquín Niemann), English volvió a precisar un playoff para coronarse. Por el contrario, su rival soñaba con su primera victoria en el circuito luego de 68 torneos jugados. ¿Un dato peculiar de Hickok? Diez años atrás, con 19, fue caddie de Jordan Spieth, uno de los mejores jugadores del circuito y que por entonces tenía apenas 17, en el Byron Nelson.

El golpe ganador de English ingresó por todo el centro del hoyo, y le valió a este hombre de 31 años convertirse en el tercer golfista más ganador de la temporada, detrás de Bryson DeChambeau y Stewart Cink.

Tercero, con 268 golpes, a uno del campeón y su escolta, quedó el australiano Marc Leishman (64), mientras que cuarto finalizó el mexicano Abraham Ancer (65), con 269. Participó el argentino Emiliano Grillo, que no superó el corte clasificatorio de los primeros 36 hoyos: hizo 139 (-1), con tarjetas de 74 y 65, y el límite fue de 138 (-2).

Fue la sexta vez que se necesitaron 8 hoyos de desempate en un torneo del PGA Tour. El récord fue en 1949, en el Motor City Open, en el Meadowbrook Country Club en Northville, Michigan. Los estadounidenses Lloyd Mangrum y Cary Middlecoff disputaron 11 hoyos adicionales. ¿Quién ganó? Los dos: fueron declarados campeones al no poder jugarse más por falta de luz.

Los que jugaron 8 hoyos para ganar un torneo del PGA

  • 2012: John Huh a Robert Allenby, en el Mayakoba Golf Classic

  • 1983: Bob Gilder sobre Rex Caldwell, Johnny Miller y Mark O’Meara, en el Waste Managment Phoenix Open

  • 1981: Dave Barr a Woody Blackburn, Frank Conner, Dan Halldroson y Víctor Regalado, en el John Deere Classsic.

  • 1978: Lee Elder a Lee Trevino, en el Greater Milwaukee Open

  • 1965: Dick Hart a Phil Rodgers, en el Azalea Open Invitational

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.