A los hospitalizados por COVID-19 les va peor si tienen niveles altos de azúcar

Javier Peláez
·4  min de lectura
Los pacientes de Covid con altos niveles de glucosa en sangre tienen mayor riesgo de ingresar en la UCI, de ser intubado y de fallecer por Covid grave
Los pacientes de Covid con altos niveles de glucosa en sangre tienen mayor riesgo de ingresar en la UCI, de ser intubado y de fallecer por Covid grave

Todos tenemos la sensación de que la pandemia causada por el SARS-CoV-2 está durando una eternidad, que avanzamos lenta y pesadamente y que las soluciones tardan demasiado en llegar. Sin embargo, es solo una apariencia engañosa: jamás habíamos adquirido un conocimiento tan completo y veloz de un virus totalmente desconocido. Durante este tiempo, algo más de un año, hemos detectado el virus, hemos secuenciado su genoma en apenas unas semanas y, desde mediados de diciembre, ya contamos con varias vacunas seguras y altamente eficaces. Todo un logro en comparación de casos similares hace no tanto. Si tienen suficiente edad, y algo de memoria histórica, recordarán que en 1980 se describieron los primeros casos de SIDA en el mundo… fueron necesarios más de dos años para identificar el agente que causaba esta enfermedad (el virus VIH) y tuvimos que esperar hasta 1987 hasta que logramos secuenciar su genoma y se aprobó el primer antirretroviral. En el caso del coronavirus y de la COVID-19, el conocimiento se ha movido tan rápido que en la actualidad contamos con miles y miles de estudios y artículos científicos describiendo el virus, sus variantes, sus efectos, sus mecanismos de contagio, etc.

Por supuesto, aún nos queda mucho por aprender, todavía existen grandes lagunas de conocimiento, incontables dudas y cuestiones. Entre estas incógnitas quizá la más importante es qué factores influyen en la denominada “Covid grave” o, dicho de otro modo, por qué algunas personas pasan la enfermedad de manera asintomática y otras desarrollan complicaciones tan importantes que terminan hospitalizadas, en la UCI o incluso fallecen.

No parece haber una sola respuesta a esta cuestión y los estudios publicados hasta el momento apuntan a varios factores entre los que se barajan la edad, la obesidad o incluso predisposición genética. En este aspecto y para ampliar nuestro todavía escaso conocimiento de las causas de la “Covid grave”, esta semana se ha conocido la existencia de un importante estudio que afirma que “independientemente de padecer o no diabetes, los pacientes con COVD-19 que mostraban niveles altos de azúcar al ingresar al hospital son más propensos a necesitar un respirador o ingresar en la unidad de cuidados intensivos (UCI)”. Según este estudio, estos pacientes de COVID-19 que además tienen hiperglucemia también tienen más probabilidades de sufrir una lesión renal y fallecer en el hospital.

El estudio completo se presentará en la reunión anual de la Endocrine Society, ENDO21, e incluye el seguimiento de 708 pacientes de COVID-19 ingresados en el Downstate Medical Center en los últimos meses. En su análisis, los investigadores diferenciaron entre pacientes con diabetes y sin diabetes, para concluir que ambos grupos se ven afectados gravemente.

Los pacientes con diabetes cuyos valores de glucosa en sangre al ingreso excedían los 140 miligramos por decilitro tenían 2,4 veces más probabilidades de ser admitidos en la UCI e intubación (necesitando un respirador) en comparación con aquellos cuyos niveles de glucosa eran más bajos, informaron los investigadores. Los datos mostraron además que los pacientes con diabetes cuyos niveles de glucosa al ingreso eran superiores a 180 mg / dL tenían aproximadamente el doble de probabilidades de muerte intrahospitalaria.

Por otro lado, para los pacientes sin diabetes, el nivel de azúcar en sangre también es determinante. El riesgo de muerte también se duplica para los pacientes que no tienen diabetes y cuyos valores de glucosa excedían los 140 mg / dL. Además, estos pacientes tenían una probabilidad 3,5 veces mayor de ingresar en la UCI y una probabilidad 2,3 veces mayor de intubación y de sufrir una lesión renal aguda. Si estos niveles de glucosa en sangre superan los 180 mg / dL, incluso sin padecer diabetes, el riesgo de fallecer es cuatro veces mayor, la probabilidad de ingresar en la UCI es tres veces superior y existe una probabilidad 2,7 veces mayor de ser intubado.

Todavía queda muchas incógnitas en nuestro conocimiento de la “Covid grave”, de hecho los propios investigadores responsables de este estudio reconocen que aún no está claro si la hiperglucemia es el resultado o es la causa de la Covid grave, lo que sí es importante es “vigilar regularmente la glucosa en sangre en pacientes hospitalizados con COVID-19, incluso si no tienen un diagnóstico previo de diabetes".

Más historias y noticias importantes sobre COVID-19 en Yahoo:

Poniendo orden sobre los efectos secundarios de las vacunas del COVID-19

La vacuna de AstraZeneca es muy necesaria pese a la injusta mala fama

El egoísmo de los países ricos con el reparto de vacunas retrasará el fin de la pandemia

Cómo se distribuirán las diferentes vacunas entre los países del mundo

El pasaporte inmunitario, otra mala idea fruto de las prisas