Hora de demostrar porque su llamado al Tri

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Daniel Blumrosen Juárez, enviado

LOS ÁNGELES, EU., julio 3 (EL UNIVERSAL).- Acompañado de Jesús Gallardo, Rogelio Funes Mori camina por el largo túnel del Memorial Coliseum. El nuevo delantero de la Selección Mexicana sonríe, sabe que es su momento. Más allá de que hay futbolistas que militan en importantes clubes de Europa, todas las cámaras le apuntan.

Es la sensación del Tricolor... Y lo disfruta.

El siguiente paso es demostrar que la apuesta de Gerardo Martino fue correcta. Su primera oportunidad es esta noche, en el último amistoso previo a la Copa Oro, ante Nigeria.

"Hoy por hoy, un futbolista profesional sabe vivir y convivir con esas presiones, sobre todo uno de Selección", asegura el entrenador del Tricolor. "Más allá de lo que pudiera decirle, uno tiene que confiar en la capacidad para manejar las situaciones, entendiendo que los ojos estarán sobre él".

No podía ser de otra forma, pero el Mellizo lo maneja bien, al menos frente a esas cámaras que no dejan de seguirlo ni un instante.

Él luce cómodo. Lo único que parece molestarle son las interminables gotas de sudor que recorren su rostro, producto del intenso calor que distingue al verano californiano.

"Su convocatoria ha sido uno de los temas principales durante los más recientes días”, admite el Tata. “Lo más importante es cómo se vea el futbolista y las conversaciones en torno a esto se terminarán. Un partido es muy poco, pero éste podría empezar a dilucidar lo que él puede hacer en el equipo".

Porque es la atracción principal para hoy. Es hora de demostrarlo con goles.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.