Homenaje de Jaguares: minuto de silencio y brazaletes negros por el crimen de Fernando Báez Sosa

LA NACION
lanacion.com

El minuto de silencio antes de comenzar el encuentro amistoso

Jaguares venció alcombinado de Georgia XV por 66-7, en su segunda y última presentación de la temporada, de cara a su quinta participación en el torneo Super Rugby, certamen que agrupa a los clubes principales del hemisferio Sur.

Los Jaguares salieron de los vestuarios en las instalaciones del San Isidro Club (SIC) para enfrentar a Georgia XV vistiendo un fuerte amarillo en su camiseta combinado con pantalones oscuros, lo que hizo resaltar los brazaletes negros que llevaban en homenaje a Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en Villa Gesell.

Cuando los rivales ingresaron a la cancha, inmediatamente se sumaron al círculo central donde la franquicia argentina los esperaba en fila y abrazados. Los georgianos tomaron la misma pose y juntos esperaron la señal del árbitro para que dé inicio al minuto de silencio. Todos los presentes respetaron ese espacio y cuando el referí volvió a pitar su silbato todo el estadio aplaudió.

Jaguares juega con brazaletes negros por el crimen de Fernando Báez Sosa

Fue el primer gesto público de la UAR, más allá del comunicado que emitió durante la semana en repudio al hecho de violencia. LA NACION trató de hablar con dirigentes y exPumas antes del match. Pero todos, en un marco de respeto por la situación, se excusaron de hacerlo.

Al final, sí lo hizo Joaquín Tuculet. Le sobra experiencia: actuó en dos mundiales y surgió de Los Tilos, de la Plata. "Es un tema delicado de la sociedad. Seguramente nosotros, los que estamos dentro del rugby, tenemos que mirar para adentro y algunas cosas no debemos hacer más. Hubo algunos hechos que están ligados al rugby. Hay un montón de cosas buenísimas, como la amistad, como los valores. Pero es un momento de que el deporte se junte y reflexione qué cosas estamos haciendo mal. El equipo está muy triste por todo lo que está sucediendo"

No hubo banderas ni cánticos específicos, más allá de los aplausos frente a cada try y aplausos por algunas destrezas. Y el público fue el de siempre que suele ser parte de este tipo de acontecimientos: familias y muchos jóvenes que practican este deporte.

Cuando los rivales ingresaron a la cancha, inmediatamente se sumaron al círculo central donde la franquicia argentina los esperaba en fila y abrazados

La URBA, a la que está afiliado el Club Náutico Arsenal Zárate -el de la mayoría de los detenidos-, también tuvo su pronunciamiento. "Ante los hechos lamentables que son de público conocimiento, la Unión de Rugby de Buenos Aires se solidariza con la familia de Fernando Báez Sosa. La URBA repudia y condena cualquier acto de violencia que en nada representan [sic] los principios y valores del deporte", publicó en redes.

Días atrás, Marcelo Rodríguez, titular de la UAR, había sido contundente: "Que sucedan estas cosas en chicos tan jóvenes que salen a divertirse, es realmente algo que tiene que hacernos tomar conciencia. Reflexionar sobre la crisis que está atravesando nuestra sociedad, no tiene que ver con qué deporte se practica, sino que nuestra sociedad necesita que todos hagamos un esfuerzo importante para concientizar". Y fue más allá: "Hemos asumido un importante compromiso para reforzar todo lo que hacemos en materia de valores, inculcar con charlas y presencia activa en cada uno de los clubes para hablar con los chicos".

Inés Arrondo, la secretaria de Deportes de la Nación, recibió a Rodríguez, y acordaron trabajar en un programa de fortalecimiento institucional y formación integral para prevenir y eliminar todo tipo de violencia en el ámbito del deporte. En la reunión, que se desarrolló en el Cenard, Rodríguez tomó nota de la idea que impulsa la Secretaría para capacitar a dirigentes, entrenadores y deportistas. Al mismo tiempo, el consejo directivo se reunió para conformar "un plan de acción". Luego del diagnóstico inicial, se conocerán los siguientes pasos, pero por ahora hay un total hermetismo.

Qué leer a continuación